Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PSOE acusa al alcalde de Ibiza de "mentir" a sabiendas sobre la tasa de basura

Unidas Podemos critica «la ignorancia o mala fe» del PP y Vox afirma que «los compromisos deben cumplirse»

El exalalcalde sociaista Rafa Ruiz, en segunda línea, durante un pleno del Ayuntamiento. | TONI ESCOBAR

El grupo socialista del Ayuntamiento de Ibiza critica que el alcalde, Rafa Triguero, del PP, se comprometió, en uno de los anuncios estrella de su campaña electoral, a eliminar la tasa de basura cuando sabía de antemano que era «falso» y que no se podía hacer. «Triguero tiene una amplia experiencia como conseller y concejal de Ibiza. Cuenta con funcionarias de la Administración en su equipo y todo el mundo sabe que una tasa debe reflejar el coste del servicio», señala.

El PSOE agrega que el gobierno municipal del PP podía haber optado por «bonificar» la tasa, pero en ningún caso eliminarla o reducirla. «Con ello, tal como ya dijimos durante la campaña, se demuestra que han mentido a los ciudadanos. Lo primero que tiene que hacer Triguero es salir y pedir disculpas a los ciudadanos», señala el principal grupo de la oposición en Vila.

El portavoz socialista y exalcalde, Rafa Ruiz, lamenta que Triguero inicia su etapa al frente del Ayuntamiento «mintiendo a los ciudadanos». «Si ya no cumple su promesa estrella, no sabemos qué cumplirá», destaca, al tiempo que agrega: «Demuestra que este gobierno no sabe qué hacer. Es una constante improvisación. El grupo socialista será contundente y ejercerá una oposición firme. Conocemos el Ayuntamiento y no seremos flexibles con este gobierno mentiroso y que no soluciona los problemas de los ciudadanos», resalta.

Por su parte, la concejala de Unidas Podemos, Guadalupe Nauda, destaca que «el PP siempre se dedica a prometer en campaña cosas que no va a cumplir porque no son viables o no las aplican». «Mezclaron durante la campaña la limpieza con la recogida de basura en parte por ignorancia o mala fe», agrega Nauda. Precisamente, ahora el gobierno municipal del PP esgrime, casi cuatro meses después de las elecciones, que la tasa de basura engloba los conceptos de recogida (65%) y tratamiento en el vertedero (35%) y, por tanto, no se puede relacionar con el de la limpieza. «Es verdad que dijimos que no cobraríamos la tasa mientras la ciudad no estuviera limpia, pero como no se tributa el concepto de limpieza, no era lo más adecuado [exonerarla]», justifica la primera teniente de alcalde y responsable del departamento de Hacienda de Vila, Gema Marí.

Unidas Podemos: "Esto es el PP"

De este modo, la única representante de Unidas Podemos, Guadalupe Nauda, añade que «las personas que se presentan en política para representar a los ciudadanos, deberían tener la responsabilidad de entender cómo funciona la Administración antes de hacer las cosas». «A los tres meses dicen que no lo van a hacer y se quedan tan anchos. Esto es el PP, subraya Nauda.

Por su parte, el portavoz de Vox, Héctor Rubén Andrés Delgado, se limita a decir que su grupo está «a favor de las mejoras necesarias para los ciudadanos» y que «los compromisos electorales están para cumplirse». Además, ante la subida anunciada de la tasa de basura, el concejal de Vox afirma que «habrá que estudiar los argumentos» que lo justifiquen.

El PP justifica su renuncia a cumplir su promesa electoral en que no se puede aplicar, en 2023, porque la ordenanza fiscal «no tiene eficacia retroactiva». Tampoco de cara a los próximos años del mandato porque, en realidad, se tiene que incrementar esta tasa por la obligación de introducir el concepto de generación de residuos y, según Marí, los ciudadanos «no entenderían que ahora se aplicase una reducción y, luego, una subida».

Para compensar este incumplimiento, el PP proyecta una reducción del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), que, por otra parte, también había prometido durante la campaña electoral. En concreto, se reducirá el tipo del 0,73% al 0,71% más un descuento del 3%, con un máximo de 30 euros, por la domiciliación bancaria del pago, con lo que se prevé un ahorro para los ciudadanos de un mínimo de 772.540 euros.

Compartir el artículo

stats