Suscríbete Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Unidas Podemos no contempla abstenerse para sacar adelante las cuentas de Sant Antoni

El partido no ve viable su abstención a los presupuestos de Sant Antoni porque no tiene «ninguna esperanza en que el PP cambie de actitud»

Fernando Gómez a la derecha durante el pleno.

El grupo Unidas Podemos en el Ayuntamiento de Sant Antoni no ve viable su abstención para que los presupuestos del municipio salgan adelante. «No tenemos ningun tipo de esperanza en que el PP vaya a cambiar la forma de actuar que ha tenido durante toda la legislatura, que ha sido pisotear, pasar el rodillo y luego en el pleno presionar», indicó el portavoz de la formación morada en Sant Antoni, Fernando Gómez.

Gómez se mostró muy crítico con las declaraciones de Marcos Serra respecto a la actitud de los partidos de la oposición durante el pleno de presupuestos, acusándolos de poner por delante su interés político al no haberse abstenido como sí hicieron los dos ejercicios anteriores. «Nosotros, cuando nos abstuvimos otros años fue por la crisis sanitaria de la covid. Había tanta necesidad de ayudas sociales que consideramos responsable abstenernos para dar vía libre a unos presupuestos que tenían partidas sociales muy importantes. Pero eso no significa que nosotros regalemos nuestros votos», explicó.

Por otra parte, aseguró que su partido en ningún momento había considerado abstenerse en la votación de los presupuestos de este año y que de ello informó al alcalde antes del pleno. Explicó que, durante el receso del pleno en el que se votaron los presupuestos, Serra le llamó a su despacho para intentar convencerle de que se abstuviera. «Nunca le di a entender que me iba a abstener. Es más, le detallé todos los motivos por los que íbamos a votar en contra, como por ejemplo que ni siquiera quisieron escuchar nuestras aportaciones a los presupuestos». En este sentido, valoró que el PP ha actuado durante toda la legislatura como si tuviera mayoría absoluta, incluso con sus socios. Es por ello que señaló la falta de confianza hacia el PP a la hora de poder negociar unos presupuestos «y que luego, si no se llega a un acuerdo, vengan con chantajes como que por culpa de esta actitud no sale adelante la subida de sueldo de los funcionarios». Indicó que la forma de negociar un presupuesto es sobre lo que se aprobará y no ofreciéndose a valorar las enmiendas a posteriori.

«Voluntad toda, pero esperanza cero de que el PP cambie de repente su mal hacer y sus formas», sentenció.

Compartir el artículo

stats