Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un dispositivo policial pone coto a una fiesta en una mansión de Ibiza

La Policia Local y la Guardia Civil hicieron parar la música y controlaron el acceso a un chalet en la zona de Cova Santa con un constante trasiego de vehículos

Imagen de la entrada de la villa donde se celebraba la fiesta. D.I.

La Policía Local de Sant Josep y la Guardia Civil montaron hasta altas horas de la madrugada de ayer un control para poner coto a una fiesta multitudinaria en las cercanías de Cova Santa.

Desde las nueve de la noche del miércoles, en esta zona se produjo un constante trasiego de furgonetas para transportar a los invitados al chalet, donde se había desplegado un servicio de seguridad privada para permitir el acceso en la entrada.

Tras recibir denuncias por las molestias ocasionadas y por el desorden de tráfico, la Policía Local y la Guardia Civil se personaron en el lugar y se encontraron más de 40 vehículos en el exterior y otra veintena dentro de la finca, según confirmó el Ayuntamiento de Sant Josep.

Tras montar un control de circulación y hablar con un controlador de acceso, lograron entrevistarse con la persona que se presentó como organizador, a la que obligaron a reducir el volumen de la música. Los agentes no encontraron pruebas de que los organizadores cobraran para asistir a esta fiesta.

Compartir el artículo

stats