Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Eelecciones 28M | La entrevista
Entrevista Carmen Ferrer Torres Alcaldesa electa de Santa Eulària

Carmen Ferrer Torres, alcaldesa electa de Santa Eulària: «La Ley Turística se ha de replantear completamente»

La alcaldesa, que ha vuelto a conseguir la mayoría absoluta, espera que Marga Prohens gobierne en solitario: «Lo ideal, lo que todos esperamos, es que Vox no esté dentro del Govern balear»

«La Ley Turística se ha de replantear completamente»

Los niños, cuando juegan al fútbol y uno de los dos equipos es muy superior, dan al otro un par de goles de ventaja, para no ser unos abusones, dicen. A lo mejor deberían hacer algo así en las municipales de Santa Eulària, donde el PP ha vuelto a barrer a la oposición. Pese a los resultados, la alcaldesa electa no presume de ello y mantiene, como siempre, el perfil bajo. La entrevista se desarrolla en su despacho de la alcaldía, en el que apenas se perciben, salvo por la mesa de juntas, cambios en su mobiliario (de hecho, en la antesala sigue el mismo sofá de cuero de la época de Vicent Guasch).

En estas últimas han logrado 14 ediles, el doble que toda la oposición junta. Les respaldan 6.737 votos (62% del total, el mayor porcentaje de toda la isla), 2.811 papeletas más que PSOE, Vox y UP juntos. ¿Su aliciente en cada elección municipal es cuántos votos o ediles más va a sacar respecto a las anteriores?

Las elecciones [de dentro de cuatro años] empiezan hoy. Ya estamos trabajando para continuar los proyectos que tenemos del pasado mandato y para cumplir nuestros compromisos. Para nosotros no hay zona de confort. Los resultados que hemos obtenido suponen mucha responsabilidad. Con humildad, hay que seguir trabajando. Esa es la clave. No hay que pensar que porque se han ganado las elecciones, el día de mañana también se vencerá. Desde el día siguiente de los comicios se ha de trabajar igual que siempre para intentar volver a conseguir ese respaldo dentro de cuatro años. Nunca podemos decir que vamos sobrados en unas elecciones. Un Ayuntamiento es la institución más cercana a la gente, de ahí que además del tema de transparencia, impulsamos el programa de Digues la teua, para evitar la desafección de la gente con los políticos. Se ha de conseguir que la ciudadanía se involucre en esos proyectos. Eso es lo que se intenta trabajar desde el minuto uno del mandato, que no haya una desafección entre lo que haga el Consistorio y lo que los vecinos necesitan.

Para que en Santa Eulària no se repita lo sucedido con las obras de Isidor Macabich en Vila, supongo.

Hay proyectos que deben ser iniciativa del Ayuntamiento, por supuesto, pero se pueden hacer por fases y se deben hacer implicando a la gente. Todas las obras son molestas, todas suponen dificultades. Nosotros hemos hecho ahora el paseo de es Canar, que en su momento tuvo la participación de la gente. Hay que coordinar con los afectados cuál es el momento y hacerlo de la mejor manera posible, entendiendo que todos queremos el proyecto pero que hay que hacerlo molestando lo menos posible.

Usted sacó en Santa Eulària 500 votos más (+8%) que Vicent Marí (anterior alcalde) al Consell y 800 más (+13,4%) que Toni Costa al Parlament. ¿Cómo se explica eso?

Hay cierto voto que también es de extranjeros, que solamente pueden votar en las municipales. Hay que analizarlo para ver dónde se producen esas diferencias. Quizás sea porque la política local es más cercana y el Govern quede más lejos. Pero tengo que analizar más cuál es el motivo.

¿Ha heredado los votos de Ciudadanos, formación que obtuvo 559 apoyos en 2019?

El votante de Cs seguramente se ha repartido, pero probablemente nosotros hemos hecho propuestas que los han conquistado.

¿Habría preferido que Vox no se presentara a las elecciones en Santa Eulària?

Ni preferido, ni no. Lo que me hubiera gustado es conquistar más votos.

¿Más todavía? Habrían parecido unas elecciones de Corea del Norte.

Lo que no creo es que Vox represente en su programa las necesidades del municipio de Santa Eulària.

Pues aun así han doblado sus votos respecto a 2019.

Hay una tendencia nacional en ese sentido, pero, si vemos el programa que presenta para nuestro municipio, pues se me queda corto.

¿Se ve de alcaldesa hasta la eternidad? ¿No le gustaría dar el paso a otra institución?

Los proyectos necesitan sangre nueva y se han de renovar. No me gusta mantenerme siempre en la zona de confort. Pero ahora, lo único que tengo en mente son los próximos cuatro años.

Hay alcaldes que han hecho muchas obras en cuatro años y a los que ahora los electores les han puesto de patitas en la calle. ¿La razón puede ser una pérdida de contacto con la realidad social?

Los que han perdido votos deberían hacer esa reflexión. No creo en la política que está basada en la ideología, creo en la política que está basada en resolver los problemas de la gente. Puedes tener unas propuestas, más o menos acertadas, pero lo que no puedes obviar es que quien te tiene que respaldar en esas propuestas es el ciudadano. En los consistorios no hemos de olvidar que no todo consiste en crear proyectos magníficos, sino en si realmente son los ciudadanos los que quieren esas propuestas. Es una buena lección entender que no solamente es hacer, hacer y hacer, sino que hay que hacer realmente lo que la gente cree que se necesita y no lo que el político piensa que se ha de hacer.

¿En qué se parece dirigir un Consistorio a vender Chupa Chups [Carmen Ferrer fue responsable de producto de esa empresa]?

Es similar. El producto y el objetivo obviamente son diferentes, porque una institución pública necesita cubrir las necesidades de la gente. Pero cuando comercializas un producto tienes que ofrecer lo que crees que la gente va a demandar.

¿Cuál será el primer proyecto que impulse este nuevo mandato? ¿Qué es lo prioritario?

Aparte de muchos proyectos que tenemos que terminar, están los temas de movilidad, los de conciliación (con la creación de varias escoletes), los de mayores (proyecto de local de 800 metros cuadrados en la Santa Eulària) y los de viviendas de protección oficial en régimen de alquiler. En los primeros días vamos a arrancar estos proyectos, porque entre que se empiezan y se concursan pasa un tiempo y no hay que demorarlos. Aunque algunos dependan de otras instituciones, ya nos hemos puesto a trabajar en ellos.

Pensaba que diría que lo primero que pedirá a Marga Prohens es que acometa la reforma integral, ya, del colegio Sant Ciriac.

Será lo primero cuando Marga Prohens sea presidenta del Govern. Hablaba antes de lo que depende de nosotros. De lo que depende de otras instituciones, tanto del Consell como del Govern, la reforma y construcción de centros educativos y de centros sanitarios son asuntos prioritarios. Ambos son competencia del Govern balear y no dudo que será sensible a eso.

¿Cómo va la segunda fase del Palacio de Congresos? ¿Puede paralizarse ahora que ya no está Armengol en el Govern, o todo lo contrario?

Entiendo que seguirá su curso. En estos momentos tenemos todos los informes para poder iniciar el concurso. Antes hay que atar la financiación de las diferentes instituciones. Una parte procede de los fondos Next Generation, pero otra depende del compromiso del Govern balear y del Consell. En cuanto estén constituidos los nuevos gobiernos, empezaremos el concurso de la obra. Pero creo que, por prudencia, hemos de esperar a que se formen los nuevos gobiernos.

Acaba de hablar de las VPO. El PSOE la culpó durante toda la campaña de no ceder un metro cuadrado de suelo público para VPO. ¿Cómo ayudará a solucionar el problemón de la vivienda?

Es cierto que lo ha dicho el PSOE. Por eso hay que tener memoria. El Govern nos solicitó, entiendo que a todos los ayuntamientos, qué solares municipales se podían ceder para VPO. En la modificación puntual número 10 pusimos como condicionante en materia de planeamiento que todas las zonas de equipamiento municipal pudieran ser susceptibles de ser VPO. Comunicamos al Govern todos los solares disponibles para que nos indicara cuáles eran los idóneos para el Ibavi, de manera que nosotros luego los pudiéramos ceder, uno, dos o los que nos indicara. Pero no hemos tenido respuesta.

¿No les han respondido nada?

Nada. Me sorprende que lo hayan convertido en un ‘Santa Eulària no nos ha querido ceder ningún solar’ para VPO. Seguimos ofreciendo esos solares, de manera que cuando se incorpore el nuevo gobierno, podrá decidir. No obstante, entendemos que no todo debe hacerse a través del Ibavi (Instituto Balear de la Vivienda). Las VPO no son la solución para el problema de la vivienda. Pueden arreglar algo, pero no son la solución, tiene que haber acciones de otras instituciones y nosotros vamos a colaborar.

¿Por ejemplo?

Hay mucho intrusismo turístico dentro de las plurifamiliares, en viviendas que tenían que ser para residentes, pero que se están alquilando masivamente a turistas. Hemos de intentar que vuelvan a ser de uso sólo para los residentes. Y para eso hay que desincentivar esos usos, en este caso a través del Consell, de manera que lo que sea para residentes se alquile para residentes. Y también hay otro tema: la seguridad jurídica del propietario de viviendas. En estos momentos, hay más de 3.000 inmuebles en la isla que no se alquilan porque sus propietarios creen que no hay suficiente seguridad jurídica, por ejemplo para recuperar la vivienda cuando se necesita o cuando no se paga la renta, o porque no saben en qué condiciones las van a recuperar. Hemos de trabajar sobre las VPO, pero también en otros campos. Y no hay que esperar que todas las VPO las haga el Ibavi. Hay fórmulas en otras comunidades para que las construyan empresas especializadas en viviendas de protección oficial. Y hablo de régimen de alquiler. Dada la situación actual, apostamos por una colaboración público privada para que las empresas construyan esas viviendas mucho más ágilmente y se puedan sacar al mercado, a un precio tasado, en alquiler.

Repiten 10 de los ediles del PP del anterior mandato. ¿Mantendrán los mismos departamentos?

Sí, los responsables de los distintos departamentos se mantendrán, y en algún caso alguna responsabilidad se distribuirá de forma distinta y se equilibrarán algunas cosas para dar mejor respuesta.

Con 14 ediles, a alguno le tocará trabajar poquito.

Hay muchos regidores que son responsables del día a día de sus parroquias. Unos están más especializados en las necesidades de las parroquias y otros más en departamentos funcionales que afectan a todas las parroquias. No va a quedar nadie sin una labor importante. También recordemos que somos un municipio muy extenso y que nos quedan todavía muchos rincones y muchas necesidades que solventar todavía. Tener más ediles nos va a permitir llegar mejor a todo.

¿Qué cambios desearía que Marga Prohens, como presidenta del Govern, hiciera en la Ley Turística?

Hay que eliminar la ley turística tal como está y plantear una legislación que realmente sea turística. Contiene muchos temas que pertenecen a otros ámbitos, como el laboral o el medioambiental, que creo que no necesitan aparecer en esa legislación. Es más, son temas que la industria turística ya los tienen asumidos y que los ha superado. Se ha de replantear completamente. Marga Prohens ha dicho que dejará a cada isla que sea como desee. En materia turística, el Consell ha de decidir cómo quiere que sean los próximos años en este ámbito, que seguro que será de una manera distinta a lo que necesiten Menorca o Mallorca.

¿Qué le parece que Marga Prohens tenga que pactar con Vox? ¿Y un Govern con Vox dentro?

Lo ideal, lo que todos esperamos, es que Vox no esté dentro del Govern balear. Yo creo que no se necesita a Vox dentro del Govern. Además, los resultados de las elecciones así lo han decidido, porque al final tenemos 25 consellers más el de Sa Unió. Se puede gobernar el Ejecutivo sin necesidad de Vox. Creo que esa sería la situación ideal.

En pocas semanas, elecciones generales. ¿Por qué cree que Pedro Sánchez las ha convocado?

Un mes de julio, a las puertas de las vacaciones, quizás no es el mejor mes para la participación ciudadana. Sánchez asumió las pasadas elecciones municipales y autonómicas en clave nacional. Y la respuesta fue muy clara. Una manera de parar las críticas ha sido convocar elecciones. Y por otro lado también uno puede pensar que para los socios de gobierno que tiene ahora tampoco es una posición cómoda, porque tienen que solventar problemas como el de qué hacen Sumar y Podemos. Creo que esa precipitación en la convocatoria de elecciones afectará más a otros que al PP.

Compartir el artículo

stats