La Policía Nacional de Ibiza detuvo el martes a un hombre español de 57 años como presunto autor de un delito de allanamiento de morada y daños en una vivienda en Ibiza. El hombre intentaba ocupar una casa tirando abajo la puerta utilizando para ello dos hachas, según informa una nota de la Policía Nacional.

"Sobre las 14.00 horas del martes, se recibió una llamada a través de la sala CIMACC 091 en la que una persona solicitaba la intervención de una patrulla policial porque un hombre estaba intentando tirar la puerta de una vivienda de una zona residencial de Ibiza con un hacha en la mano", explica el comunicado policial. Al parecer, el propietario de la casa, que vive en Palma, solicitó la intervención policial al ser alertado por un vecino que estaba presenciando los hechos.

Según explica la nota, una patrulla policial se personó y los agentes comprobaron que la puerta había sido golpeada con un objeto contundente y cortante, por lo que llamaron para verificar si había alguien en el interior de la vivienda.

"Segundos después apareció un hombre relatando una historia incongruente para justificar haber forzado la puerta y ocupado la vivienda. Decía que le correspondía por una herencia recibida hace más de diez años, pero no aportó ningún documento ni ninguna prueba que acreditase lo que decía", explica la nota.

Los agentes contactaron con el propietario de la casa, que indicó que esa era su segunda vivienda y que normalmente residía en Palma. Los vecinos. además, corroboraron su versión.

Por ello, según puntualiza el comunicado, los agentes detuvieron al hombre como presunto autor de un delito de daños y allanamiento de morada, le quitaron las dos hachas y aseguraron la vivienda. Una vez finalizado el atestado policial, el detenido fue puesto a disposición judicial, concluyen desde Policía Nacional.