Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

IMÁGENES CREADAS POR INTELIGENCIA ARTIFICIAL

El padre de una de las niñas víctima de los falsos desnudos: "Nuestro miedo es que alguien vea esa foto en una web pornográfica"

Ya son 30 las familias afectadas por la simulación de desnudos de sus hijas menores mediante inteligencia artificial. Todas las niñas tienen entre 12 y 17 años 

Pedro Garcia, uno de los padres afectados por los desnudos simulados con IA de niñas en Almendralejo.

"El miedo más grande que tenemos es que hayan subido esa foto a una web pornográfica o una de esas plataformas de este tipo. Eso es lo que buscamos frenar cuánto antes". El testimonio es de Pedro García, uno de los padres afectados en el caso de simulación de desnudos de niñas mediante la Inteligencia Artificial que tiene convulsionada a Almendralejo y a la comarca de Tierra de Barros, sumergidas en una ola mediática sin precedentes de este tipo.

El grupo de Whatsapp de los padres afectados sigue creciendo. Ya hay más de 30 familias en él. Algunos han presentado ya la denuncia. Otros siguen esperando algo de asesoramiento. Y otros, directamente, se han visto sobrepasados por la ola de telefonazos y medios de comunicación que se han hecho eco de la noticia. "Y si esto sirve para que los niños se conciencien de que estas cosas no se pueden hacer, habremos triunfado", dice Miriam Al Adib, quien destapó el caso en las redes sociales.

La historia de la hija de Pedro, de 15 años, se remonta a finales de julio. "Ella estaba en una pandilla de niños y niñas de su edad y tenía la sensación de que le estaban haciendo algo de bulliyng. Decidió dejar la pandilla. Al poco tiempo, uno de los chicos que la integran le vino a comentar que estaba viendo su fotografía desnuda por grupos de Whatsapp. Ella le dijo a este chico que eso era imposible, ya que no se había fotografiado nunca así. Y casi ni le dio importancia. Pensaba que era una represalia tonta por haber abandonado la pandilla. Sin embargo, cuando todo explotó durante el fin de semana, ella se acercó a nosotros y nos dijo que una amiga había visto su cara en uno de estos fotomontajes. Y así nos enteramos", relata Pedro.

García y su mujer no han podido ver la foto recreada por la Inteligencia Artificial de su hija al desnudo, "pero sí sabemos de varios afectados que sí han podido ver esas fotos y la verdad es que es duro. Siendo irreal también es duro".

Grado de madurez

Cuenta que otra de las grandes preocupaciones que tienen los padres es ver cómo les afecta todo esto a sus hijas. Las afectadas tienen edades comprendidas entre los 12 y 16 años en su mayoría, aunque hay alguna de 17 años. "Cada una tiene un grado de madurez distinto y cada una se lo toma de una manera. Mi hija anda muy preocupada y no quiere salir para que la gente no la vea, aunque la hemos tratado de concienciar de que ese cuerpo no es de ella y esa fotografía no es de ella. Y todo eso, sin haberla visto", precisa. Añade Pedro que "vamos a ver cómo van reaccionando porque yo ya les digo a estas niñas que no tienen que pasar ninguna vergüenza porque las de las fotos no son ellas. Luego, ya veremos si tendremos que tirar de algo de ayuda psicológica".

Todos los chicos implicados en el caso como presuntos autores de la elaboración con inteligencia artificial de estas fotos por medio de una aplicación móvil son de Almendralejo. Hay padres afectados que han podido hablar con los padres de estos chicos. "Yo, en particular, he hablado con una madre de uno de los niños que dice que sólo vio la foto, pero que no publicó nada. Han colaborado, han ido a comisaría a prestar declaración y la verdad es que también entiendo cómo se sienten los padres de estos chicos. Ellos, desde luego, no están ocultando a sus hijos. Sé que es una situación tan dura para ellos como para nosotros", reconoce.

Pili Porrón también es de Almendralejo y su hija, una de las afectadas, tiene 14 años. "Estábamos unos días fuera de la ciudad cuando mi hija recibió un whatsapp de una amiga que decía que la había visto desnuda en una foto. Rápidamente me lo contó y le dije que se hiciera de esa foto para saber si era verdad o una broma. Ten en cuenta que son niños y estas cosas se dicen también de broma. Pero la cosa fue a más y luego Miriam lo denunció en redes sociales", rememora.

Todas las pruebas se están derivando a la Fiscalía de Menores, que ya está dentro del caso. "Queremos ser pacientes antes de poner una denuncia, pero está claro que iremos hacia adelante", detalla.

Aprender y educar

Miriam Al Adib, divulgadora científica y ginecóloga profesional, es además madre afectada porque dos de sus hijas han sido recreadas desnudas con la Inteligencia Artificial. Lleva 72 horas pegada al teléfono respondiendo a medios de comunicación y pendiente de guiar a muchas familias afectadas que le piden consejos y recomendaciones. "Sabemos que ha tenido mucha repercusión este caso, pero lo único que queremos es que esto sirva para aprender y educar. Este caso puede cambiar muchas cosas de aquí en adelante en este país y que grupos de niños de este tipo no incurran en estos actos tan graves".

Miriam ha querido lanzar varios mensajes sobre este caso. Por un lado, a las niñas afectadas: "Me gustaría decirles que no tienen que tener ni miedo ni vergüenza. Que cuando les ocurran cosas de este tipo, se lo cuenten rápido a sus padres y denuncien".

También lanza un mensaje a los niños que causan estos hechos: "Tienen que ser conscientes de que estas cosas son delitos graves y no pueden ocurrir. Sabemos que muchos ni lo saben, pero hay que concienciarles desde ya". Y otro más va "para una mayoría de silenciosos, palmeros y risitas que no hacen hada. Se ponen de perfil y se ríen de estas cosas. Pues este es el colectivo más importante porque son los que, sin fisuras, tienen que apoyar para cortarlo. Cuando tomen conciencia este colectivo de lo que pasa, estaremos triunfando".

No obstante, Al Adib se ha solidarizado con los padres de los niños presuntos autores de la elaboración digital de las fotografías. "Sabemos que también lo están pasando mal. Aquí no queremos que los niños vayan ni a cárceles ni a reformatorios. Lo que queremos es que aprendan. Educarlos. Y que no lo vuelvan a repetir más", apostilla.

Compartir el artículo

stats