El Hippy Market de Punta Arabí se mantendrá «sin ninguna duda»

Los vendedores del mercadillo califican la primera reunión con Mij Hotels de «satisfactoria»

Imagen de archivo de la entrada al Hippy Market de Punta Arabí.

Imagen de archivo de la entrada al Hippy Market de Punta Arabí. / TONI ESCOBAR

Carmelo Convalia

Carmelo Convalia

Las representantes de la asociación de vendedores del Hippy Market de Punta Arabí se reunieron ayer con los gestores del complejo turístico, Mij Hotels, un encuentro que la presidenta del colectivo, Ana Ordóñez, calificó de «satisfactorio» porque, dijo, los nuevos gestores tienen claro que el mercadillo de artesanía se mantendrá para el año que viene.

Ahora sólo falta concretar en qué grado se establecerá la colaboración con la asociación que representa a los vendedores.

Ana Ordóñez explicó: «Les hemos hecho una propuesta de colaboración para que el mercadillo se pueda organizar con la participación de la asociación». Y añadió que está aún por definir «a qué nivel participaremos», aunque los nuevos gestores tienen claro que «el mercadillo se hará sin ninguna duda, porque lo aprecian mucho», insistió.

«Les hemos hecho una propuesta de colaboración para que el mercadillo se pueda organizar con la participación de la asociación»

Ordóñez incidió en que la «sintonía es buena» y que se mantiene el contacto. De hecho, los representantes de la empresa se comprometieron a avisarles «en breve» y a mantener la relación de forma permanente.

Antes de esta reunión existía cierto temor por parte de este colectivo de vendedores y artesanos, que ofrecen sus productos a partir del mes de marzo en ese enclave. Mij Hotels es la nueva arrendataria del Club Punta Arabí y de los otros dos establecimientos que gestionaba Azuline en el núcleo turístico de es Canar, el Atlantic y el Coral Beach.

Además, esta cadena menorquina también es responsable desde el pasado verano del Paraíso Beach que, al igual que todos los anteriores, son propiedad de la empresaria Paquita Sánchez, propietaria también del complejo ilegal de Casa Lola.

El representante de Mij Hotels, Pepe Oriola, ya hizo público, antes de la reunión mantenida con este colectivo, que la intención era la de cerrar el contrato con los vendedores del mercadillo Hippy y garantizar la continuidad de «un emblema de Eivissa». De todas formas, Ana Ordóñez recordó que todas las decisiones que toma el colectivo de vendedores se aprueban de forma asamblearia, aunque insistió en que la impresión que sacaron del encuentro «fue positiva».

Suscríbete para seguir leyendo