No hay nada más frustrante que querer dormir y que el insomnio no nos lo permita. Tirarse hora en la cama intentando conciliar el sueño y no lograrlo no sólo hace que estemos más cansados al día siguiente sino que, a la larga, nos puede generar problemas de salud.

Hay un montón de trucos que nos puede servir para conciliar el sueño pero, si ya los has probado todos y no has conseguido los resultados que esperabas, aquí tienes el secreto definitivo. La clave está en utilizar un limón, una fruta con propiedades relajantes que pueden ayudar a dormir gracias al método de la aromaterapia.

Lo que debes hacer es partir un limón en cuatro trozos y después colocarlo lo más cerca posible de la cama hasta que nos llegue su aroma. El aroma del limón además mejorará la calidad del aire mantendrá alejados a los mosquitos. El aroma del limón también puede deshacernos del estrés acumulado.

El limón utilizado se puede mantener durante dos o tres días o incluso cinco si quieres aprovecharlo bien. Eso sí, deberás echarle un poco de sal o vinagre y listo.