Opinión | en corto

Dos mujeres

Aunque Rajoy estaba al timón, Soraya Sáenz de Santamaría gobernaba el velamen. Ahora Sánchez marca rumbo y da las órdenes, pero quienes gobiernan la nave son dos mujeres de carácter, Nadia Calviño en Economía, y Margarita Robles en Defensa. Sin ellas el gobierno no solo se desflecaría y perdería el sentido, sino que entraría en crisis la confianza en él que persista entre la gente que tiene mando en plaza en algún sitio. En buena medida la confianza internacional, tan decisiva, también debe de ir por ahí: se confía en Sánchez porque Sánchez confía en Calviño y Robles, que son fiables. Sánchez sabrá sin duda que esto es así y ese saber, paradójicamente, lo legitima. La pregunta que se hace cada vez más gente es qué tiene que pasar para que una mujer llegue al fin a Moncloa. Es verdad que ninguna ha llegado tampoco a la Casa Blanca, pero tampoco hay que parecerse en todo a los americanos.

Suscríbete para seguir leyendo