Ibiza y Formentera reciben hasta octubre más turistas que en todo un año

El turismo nacional sobrepasa por primera vez las cifras del británico de antes del brexit

Turistas en la recepción de un hotel de Eivissa. | J.A. RIERA

Turistas en la recepción de un hotel de Eivissa. | J.A. RIERA / isaac vaquer. eivissa

Ibiza y Formentera recibieron entre el 1 de enero y el 31 de octubre 3.645.345 turistas, es la cifra de visitantes más elevada de la historia para los diez primeros meses del año, pero también supera cualquier registro para un año entero de los recogidos por el Instituto balear de Estadística (Ibestat) a partir del Informe de movimientos turísticos en fronteras (Frontur).

Si se compara el número de turistas registrados hasta octubre con el de todo el año 2022 (3.407.090 visitantes que marcaban hasta ahora el récord histórico) el incremento porcentual es de un 7%.Y eso que todavía no ha acabado el año, aunque con más del 95% de la planta hotelera cerrada el cambio será testimonial.

Octubre en sí mismo fue un mes excepcional en número de turistas, casi 332.000 frente a los 272.000 del mismo mes del año pasado. El aumento es del 22,05% sobre otro dato que marcaba el máximo registrado para ese mes. Los datos nunca son resultado de un único factor, pero cabe mencionar que la asociación Ocio de Ibiza organizó los cierres de las discotecas distribuyéndolos a lo largo de la primera quincena de octubre, extendiendo algunos días la temporada de ocio nocturno de la isla.

Se mantiene la tendencia al alza de visitantes en el primer y último mes de la temporada para la mayor parte de la planta hotelera, abril y octubre, en ambos casos con un aumento de alrededor del 25%. De hecho, todos los meses menos el de agosto hubo más turistas que en 2022. Hay más gente en los meses de menos actividad, una tendencia desestacionalizadora, pero la presión humana aumenta también en temporada alta.

En la comparativa por islas, Ibiza y Formentera son las que mayor incremento de turistas registran con mucha diferencia. A Mallorca llegaron en octubre un 3,5% más de personas, mientras que Menorca experimentó un descenso de visitantes de un 4%.

Todos más, menos los alemanes

Si se acerca el foco a los datos por nacionalidades, Reino Unido fue el país de origen de la mayor parte de los viajeros que visitaron Ibiza y Formentera, 88.065 en total, un 15,8% más que el año pasado.

Por detrás están los turistas que viajaron desde otros puntos de España, que alcanzaron los 67.129, lo que supone un considerable aumento del 31,5% respecto a 2022. En tercer lugar están los viajeros que llegaron desde el Benelux (Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo) que fueron 45.155, un 24% más que el año pasado, superando en este puesto a los turistas alemanes, el único mercado que desciende.

Respecto al resto de mercados, cabe destacar el aumento porcentual de visitantes en estas fechas del mercado francés en un 73% (22.495 personas).

En cuanto al acumulado del año, los turistas nacionales igualan ya las cifras del turismo británico antes de la brexit. Desde 2022 la cifra de turistas británicos se ha mantenido estable alredor de los 800.000, en torno a 100.000 menos de los que recibían las islas antes de 2020.

Esta reducción la ha compensado con creces el turismo de otros lugares de España, que ha aumentado más de un 50% respecto a 2019, pasando de 600.000 a 920.000.