El hombre de nacionalidad dominicana que fue detenido acusado de apuñalar el pasado domingo a un compatriota en Sant Antoni, fue puesto ayer en libertad provisional por el juzgado que investiga el caso. Además, la jueza le ha impuesto una orden de alejamiento de su presunta víctima.

Los hechos por los que fue detenido se produjeron de madrugada, cuando un hombre de 38 años de edad y también dominicano ingresó en el Hospital Can Misses con heridas de arma blanca sufridas en una refriega.

La víctima, que fue dada de alta a las 11.20 horas de ese mismo domingo tras permanecer varias horas en Urgencias, presentaba un traumatismo torácico, según comunicó entonces el Área de Salud pitiusa. Había sido apuñalado tres veces en la espalda, detallaron por su parte desde el 061. La asistencia de las emergencias sanitarias se requirió a las 5.32 horas. Tras estabilizar al herido, los trabajadores del SAMU lo trasladaron al hospital en una ambulancia medicalizada.