Gastronomía de guerra | Sopa de ajo al sabor de Ibiza

Si hay una receta ideal para la cuesta de enero ésa es la de la sopa de ajo: No hay trucos y sólo un pecado, quemar los ajos

Sopa de ajo con sobrasada

Sopa de ajo con sobrasada / M. T.

La primera vez que preparas una sopa de ajo tienes la sensación, al sentarte a la mesa, de haber hecho magia. Nadie, con los pocos ingredientes, y tan humildes, de esta receta imaginaría jamás el resultado final. Sabrosa. Gustosa. Reconfortante. No hay misterio en una sopa de ajo. No hay secretos. No hay trucos. Sólo hay un pecado: quemar los ajos. Deben estar dorados. En el momento en que se pasan de tostados, más vale tirar los ajos y el aceite y empezar de cero, porque el sabor será muy desagradable. Para evitar sustos, lo mejor, a la hora de cocinar nuestra sopa de ajo, es mantener siempre el fuego medio o bajo.

Este plato se puede customizar como queramos, con lo que haya en casa: en vez de pan se pueden añadir unos fideos, por ejemplo; se puede sofreír una cebolla o un puerro tras dorar los ajos; se puede añadir cualquier embutido… Aquí, hoy, la preparamos con sobrasada de la isla con la que, como ya tiene bastante sabor, obviaremos el pimentón. La receta clásica, la más pobre, simplemente consiste en añadir, junto con los ajos, una cucharada de pimentón (dulce o picante), dejando que se tueste muy poquito, agregar luego agua y cocer unos diez minutos antes de poner el pan y el huevo. Más económico y más sencillo, imposible. Y rico. De ahí que, al sentarte frente al plato, tengas la sensación de haber hecho magia.

[object Object]

-8 ajos (0,3€)

-1 litro de caldo (0,95€)

-150 gramos de sobrasada (3,5€)

-2 huevos (0,78€)

-8 rebanadas de pan (0,65€)

-sal y pimienta

-aceite de oliva (0,8€)

Precio total 6,98€, 3,49€ por persona

Sopa de ajo con sobrasada

Sopa de ajo con sobrasada / M. T.

Preparación

—Dorar las rebanadas de pan en aceite de oliva en la misma cazuela en la que vayamos a hacer la sopa. Retirar y reservar.

—Dejar que el aceite se temple y añadir los ajos laminados. Poner a fuego y medio y dejar que se doren, con mucho cuidado de que no se quemen.

—Agregar la sobrasada y, a fuego medio y con una cuchara de madera, deshacer. Poner un pellizco de sal y pimienta al gusto.

—Mojar con el caldo y dejar cocer tres o cuatro minutos a fuego medio. Añadir entonces el pan, reservando una o media rebanada por plato para decorar. Cocer cinco minutos, deshaciendo el pan con la cuchara.

—Parar el fuego y añadir los huevos, removiendo sin parar para que la clara y la yema se conviertan en hilos.

—Servir en cuencos colocando la rebanada reservada encima.

El toque gourmet

Añadir unas almendras picadas junto con la sobrasada, dejando que se tuesten un poquito. O añadir un poco de queso de cabra, desmigado, por encima en el momento de servir.