Gastronomía de guerra en Ibiza: Tarta tatin para un otoño de manzanas

Un postre clásico ideal para invierno, que es abundante en manzanas

Tarta tatin para un otoño de manzanas

Tarta tatin para un otoño de manzanas / MARTA TORRES Molina

El otoño es, sin duda, tiempo de tarta tatin. Esa tarta de manzana que se sirve templadita (o debería) y que se funde en la boca. El placer es casi orgásmico cuando se acompaña de nata o helado. Ese contraste de temperaturas deja siempre el paladar con ganas de más. Para quienes amamos la fruta de verano nos consolamos convirtiendo las frutas de invierno en auténticas delicias. La tarta tatin es sencillísima. Sobre todo si se prescinde de elaborar la masa quebrada, que también es muy fácil, y se sustituye por una lámina ya hecha de masa quebrada o, incluso, de hojaldre. La tarta tatin es de manzana, pero se puede preparar con cualquier otra fruta, siempre que no suelte muchísimo líquido, porque, al darle la vuelta, se mojaría la masa, la tarta perdería la estructura y la textura no sería la adecuada. Se puede preparar con pera, con melocotón y con higos. Y hasta salada, con tomates Cherry. Impresionante.

Tarta tatin para un otoño de manzanas

Tarta tatin para un otoño de manzanas / MARTA TORRES Molina

Ingredientes (para 6 personas):

-1 lámina de hojaldre o masa quebrada (1,4€)

-180 gramos de azúcar (0,3€)

-80 gramos de mantequilla (1,9€)

-10 manzanas (8,7€)

-Canela

 

Precio: 12,3€ (por ración: 2,05€)

Preparación

caramelo

Pelar las manzanas, cortarlas en cuartos y quitarles el centro. Colocarlas lo mejor posible sobre el caramelo, agregar canela en polvo y dejar unos minutos a fuego lento y tapadas. Apartar del fuego y dejar que se enfríen.

—Cuando estén templadas, cubrir con la masa, asegurándose de meter bien los bordes dentro del molde, envolviendo las manzanas que quedan en la parte de fuera para que al darle la vuelta se mantengan en la tarta.

—Precalentar el horno a 180 grados y cocinar durante 45 minutos, vigilando que no se queme.

—Sacar del horno y dejar que se atempere, unos quince minutos, antes de darle la vuelta y desmoldarla. Servir templada.

El toque gourmet

Acompañar con una bola de helado o con nata. Para darle un sabor especial se puede rallar piel de naranja en el caramelo.