El Gobierno aprobó una subida del salario mínimo interprofesional de 1.000 a 1.080 euros brutos en 14 pagas. Se trata de una subida del 8% con la que pretenden paliar los efectos de la inflación. Se estima que en España se beneficiarán de esta medida 3 millones de trabajadores. Además, este incremento salarial tendrá carácter retroactivo desde enero, por lo que las empresas deberán abonar esos "atrasos" en una "paguilla". Aquí te contamos cuándo la recibirás.

La subida fue anunciada ayer por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Senado. Lo hizo tras mantener una reunió con la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, con CC OO y UGT para ultimar el incremento. Al encuentro no acudió la patronal CEOE por considerar que el Ejecutivo no le había transmitido su propuesta formal de subida ni considerado su petición de que ésta fuera del 4%, hasta los 1.040 euros. Además, los empresarios reprocharon que no se ha tenido en cuenta el impacto del alza salarial en la situación de los agricultores y los contratos del sector público. Por lo tanto, la medida nace solo con la bendición de los sindicatos. Pese a que las centrales reclamaban un incremento mayor, del 10%, finalmente el acuerdo se se cerró dos puntos por debajo.

Este acuerdo sirve también para desatascar el debate interno que existía en el Gobierno sobre cuándo y cuánto debería subirse el salario mínimo interprofesional. Finalmente, entre los partidarios dentro del Consejo de Ministros de la franja más baja, como el Ministerio de Economía, y aquellos que abogaban por la franja alta, como el Ministerio de Trabajo, se imponen los segundos. El incremento será con efecto retroactivo a 1 de enero y las empresas deberán abonar una "paguilla" adicional a sus empleados para compensar lo no abonado en la primera nómina del año.

Desde el 1 de octubre las empleadas del hogar cotizan por desempleo y para el fondo de garantía salarial, lo que supone un aumento de la cuota de unos 4,49 euros al mes para retribuciones de 500 euros y de 31,38 euros para salarios de 1.166,70 euros, de acuerdo con los ejemplos de la Seguridad Social.

Con la nueva subida del SMI, aquellas empleadas que trabajen un total de 40 horas semanales deberán facturar 1.260 euros. Las autoridades advierten de que ésta es una obligación para todas las compañías a la que los trabajadores no deben renunciar bajo ningún concepto y que están en su derecho de reclamar si no la perciben.