El cuidado de tu casa puede resultar a menudo complicado y agotador. Limpiar todos los rincones del piso cada día es agotador y a veces ni siquiera nos da la satisfacción que esperaríamos. A pesar de todo el esfuerzo y de los codazos, puede ocurrir que los resultados no sean los esperados. Al final, nos damos cuenta de que hemos perdido nuestro tiempo y energía. Sin embargo, para resolver esta situación, podríamos intentar aplicar algunos trucos útiles. En este caso, nos referimos sobre todo a los remedios de la abuela, que pueden echarnos una gran mano en la limpieza del hogar.

No obstante, el uso de ciertos electrodomésticos puede facilitarnos (y mucho) una tarea que llega a ser ardua para muchos. Para facilitar nuestra vida y dejar nuestra casa libre de residuos microscópicos u organismos que puedan afectar a nuestra salud, Lidl cuenta con una mopa de vapor eléctrica para un mayor poder de desinfección sin detergentes, eliminando residuos químicos del suelo. Fácil ajuste mediante una tira de velcro; el recambio es reutilizable y lavable hasta 60°. Además, ha rebajado su precio más de un 20%, por lo que ahora se puede adquirir por poco más de 45 euros.

El producto casero para que tu suelo brille como nuevo

Las soluciones caseras, sugeridas por los mayores, suelen dar excelentes resultados. Lo único que tenemos que hacer es conocer el mayor número posible de ellas, para poder probarlas una a una. De este modo, entenderemos cuál es el más adecuado para nosotros y si el resultado puede realmente convencernos y satisfacernos. 

Con este remedio natural, podrás dejar los suelos relucientes. Sabemos perfectamente que esta es una de las zonas más complicadas de hacer brillar y relucir. Pero no debemos desanimarnos. Este remedio de la abuela podría ser justo lo que necesitamos. En primer lugar, llenamos un cuarto el caldero de la fregona con agua tibia y luego vertemos una cucharada de aceite de nuez. Removemos con cuidado y calma, y finalmente disolvemos un poco de jabón de Marsella en él. Ahora pasamos la mezcla por todas las superficies de la casa. El aceite de nuez tendrá una acción desengrasante, eliminando toda la suciedad del suelo.

Combinado con el jabón de Marsella, no sólo hará brillar el suelo, sino que también dará a nuestro hogar un olor único. Así que matemos dos pájaros de un tiro con este remedio de la abuela. Gracias a esta solución casera, nuestra casa olerá de forma fresca