CCOO convoca seis días de huelga en las ‘escoletes’ privadas de Ibiza

La conselleria de Educación ha fijado unos servicios mínimos que permitan que los centros abran y puedan atender a los alumnos. El sindicato espera poder alcanzar un acuerdo del convenio de centros de educación infantil y desconvocar el paro

Concentración de educadoras infantiles de Eivissa el pasado mes de octubre. | TONI ESCOBAR

Concentración de educadoras infantiles de Eivissa el pasado mes de octubre. | TONI ESCOBAR / isaac vaquer. eivissa

El sindicato Comisiones Obreras (CCOO) ha convocado para los próximos días 11, 12, 13 , 18, 19 y 20 de diciembre paros parciales en las escoletes privadas de Ibiza entre las 7 y las 10.30 horas, con motivo del bloqueo de la negociación del XIII Convenio colectivo de centros de asistencia y educación Infantil. El objetivo es llegar a acuerdos que no representen pérdidas de los derechos para las trabajadoras del sector y que mejoren la situación salarial de las profesionales de las escuelas infantiles.

El secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO en las Pitiusas, Mario Devis, lamentó que se hubiera llegado a este punto ante la falta de acuerdo a nivel nacional para modificar el convenio. En noviembre hubo otras cuatro jornadas de paros parciales «y esta es la continuación de esa medida porque no se han alcanzado las mejoras que se solicitaron».

Las negociaciones llevan en marcha dos meses y en la última mesa entre sindicatos y patronal, celebrada a principios de diciembre, había esperanza de alcanzar acuerdos que permitieran desconvocar las jornadas de huelga. «No hubo cambios en aquella reunión y se ha decidido mantener estas jornadas de paro para forzar avances en la negociación», apuntó Devis.

La resolución publicada por la conselleria de Educación y Universidades de Balears ayer sábado, fija unos servicios mínimos para que los centros de educación Infantil puedan abrir y atender a los alumnos. En las escoletes privadas deberá estar al menos el director o directora para garantizar la apertura del centro y una educadora infantil por cada tres unidades.

Desde CCOO no se espera un gran seguimiento de estos paros en Ibiza precisamente por sus bajos salarios y el esfuerzo económico que supone para las personas que trabajan en el sector, dado que secundar la huelga supone la correspondiente reducción de sueldo.

«Ya cobran poco y cada jornada de huelga que hacen les supone que se les descuente de la nómina, por lo que no todas pueden soportar económicamente esto», indica Devis, que reconoce que «no es quizás la mejor opción pero se trata de la estrategia a nivel estatal».

El convenio actual fija un salario de 1.122 euros a jornada completa del personal de educación Infantil, un sueldo que el sindicato señala que las convierte en trabajadoras pobres, algo que se ve acentuado por las jornadas laborales que ofrecen muchos centros, que oscila entre el 60% y el 80%, lo que supone salarios inferiores a los 1.000 euros.

«Es un personal cualificado del que se abusa, por lo que consideramos que es de justicia esta subida salarial. Hemos hablado con las familias y sabemos que tenemos un apoyo generalizado, pero tampoco queremos perjudicar a las familias con esta medida. Es una situación bastante compleja», consideró el representante de CCOO.

Por todo ello, Devis mostró su contrariedad ante el esfuerzo que está costando sacar adelante el nuevo convenio para el personal de estos centros educativos cuando estas educadoras ponen los cimientos de la formación de la sociedad. «Me temo que se sigue teniendo la mentalidad de cuando existían las guarderías en las que se tenían a los niños amontonados en aulas y esto ya ha cambiado hace mucho. Hablamos de personal cualificado que desarrolla unas programaciones y una labor que la nueva ley educativa reconoce. A pesar de ello, siguen teniendo los mismos salarios miserables que tenían hace 15 o 20 años».

Una situación que en Ibiza recuerda que se ve agravada por el coste de la vida y, especialmente, de la vivienda.