Listas de espera Ibiza y Formentera: las listas de la desesperación

El porcentaje de pacientes que superan la demora máxima aumenta mucho más que en Balears

Sala de espera del Hospital Can Misses.

Sala de espera del Hospital Can Misses. / Vicent Marí

Sólo hay que ver la línea azul, correspondiente a 2023, de los gráficos de listas de espera de la página de transparencia del Ib-Salut para ver que las cosas, en el Hospital Can Misses, no han ido bien este año. La curva azul se lanza directa hacia la parte superior de la pantalla mientras la de color magenta, correspondiente a 2022, mantiene una curvatura mucho más comedida.

El número de pacientes que aguardan para una consulta con el especialista en el Hospital Can Misses se ha disparado en el último año. Al cierre del pasado mes de octubre (la última cifra que aparece en el portal, donde deberían estar actualizados los datos casi diariamente), había un total de 18.143 personas en la lista de espera de consultas externas, casi el doble que en la misma fecha del año anterior.

El problema grave, en realidad, no es sólo ese incremento, que podría deberse a un aumento de consultas atendidas en Primaria y más derivaciones al especialista, sino el aumento del número de pacientes que superan los dos meses pendientes de una primera cita.

En el total de la sanidad pública de Balears se encuentran en esta situación uno de cada tres usuarios. En el caso de Can Misses son prácticamente dos de cada tres (un 65,4%). Es decir, que de los más de 18.000 usuarios que están en la lista de espera de consultas externas casi 12.000 llevan más de 60 días aguardando una primera cita. Un porcentaje que ha aumentado en 18 puntos en un año, muy por encima del incremento que se ha registrado en el total de la Comunitat: seis puntos, al pasar del 36,6% al 42,7%.

Cuatro meses y diez días

Esa subida es la causa de que la demora media de la lista de espera de consultas externas se haya disparado. Los pacientes de Can Misses aguardan un promedio de 130,8 días (cuatro meses y diez días) para esa primera cita, cuando en Balears no llega a los tres meses (81 días). Los pacientes de Can Misses esperan ahora casi el doble que hace un año, cuando la demora media se situaba en 67 días, muy cerca del máximo establecido. El incremento ha sido mucho más suave en el total de Balears: 15 días, de 65 a 80,8.

En Formentera, el total de pacientes en la lista de espera de consultas apenas varió, aunque sí aumentó de forma considerable el porcentaje de los que superan la demora máxima: de un 26,3% en 2022 a 49,3% en 2023.

Lista de espera quirúrgica

La situación es algo diferente en el caso de la lista de espera quirúrgica. Para empezar, el número total de personas que se encuentran pendientes de pasar por quirófano se ha reducido en el último año: de las 2.711 que se registraban en octubre de 2022 a las 1.950 del mismo mes de este año. Sin embargo, el porcentaje de los usuarios que superan el tiempo máximo en la lista de espera quirúrgica, establecido en 180 días (seis meses), ha aumentado algo más de cinco puntos.

Si el año pasado estaban en esta situación el 28,4% de los pacientes, ahora suponen el 33,7% del total. Un porcentaje que supera en doce puntos la media de la sanidad pública de Balears, donde los pacientes que superan el medio año esperando que les llamen para pasar por el quirófano son un 21,1% de los que integran la lista de espera quirúrgica.

La demora media de estos enfermos crece en Can Misses (un 8,1%) en el mismo periodo en el que se reducía en Balears (un 0,4%). Ahora mismo esperan 151 días, cuando un año antes aguardaban 140.