Un artista de Ibiza sufre el segundo robo de sus obras: tres esculturas valoradas en 43.000 euros

La primera obra, ubicada frente al estanco de la localidad, fue robada durante la madrugada del jueves y ayer el artista se dio cuenta de que otras dos figuras también habían desaparecido

La obra de inox 'El buen ciudadano', robada ayer

La obra de inox 'El buen ciudadano', robada ayer / M.Isla

Tres esculturas del artista Malambo Isla, expuestas en las calles de Sant Rafel, han desaparecido esta semana fruto de un robo que no ha dejado rastro.

La primera escultura, una estructura de inox de 1,80 metros de altura y bautizada como ‘El buen ciudadano’, fue sustraída la madrugada del jueves a pesar de estar atornillada a un árbol.

La mañana de ayer el artista se dio cuenta de que faltaban otras dos obras suyas, igualmente de inox y situadas en otros puntos de la vía pública de Sant Rafel.

Aunque al principio el escultor pensó que había sido víctima de un segudo robo en menos de una semana, más tarde averiguó, según imágenes que captó la cámara del estanco situado en la zona, que todas habían desaparecido la misma madrugada.

En este caso, el escultor pensó que por el gran peso de las figuras «nadie las iba a mover», por lo que no las ancló de ninguna manera para evitar que se las llevaran.

«Tan solo la base de una de ellas pesa alrededor de 50 kilos, es decir, que en total pesará unos 70», explicó el creador, que por este motivo especula que los presuntos autores del delito debían ser «por lo menos dos y circulando en un camión grande».

Las dos esculturas, ‘Angel Ita’, de dos metros de altura, y ‘Space Monkey’, de 1,20 metros, están valoradas por el propio artista en unos 30.000 euros en conjunto.

En total, teniendo en cuenta la primera figura sustraída -que Malambo Isla vende por 13.000 euros-, el robo asciende a 43.000.

Cinco meses de duro trabajo

«Expongo en la calle porque siento que si lo hago de esta manera es arte accesible para todo el mundo y no solo para un sector limitado», argumentó ayer Malambo Isla, que acudió hace unos días a la comisaría para denunciar la desaparición de las esculturas y ayer volvió por la misma razón.

Roban tres esculturas en Sant Rafel al mismo artista en menos de una semana

Una de las esculturas robadas, 'Angel Ita' / M.Isla

El artista explicó además que la elaboración de las obras le ha conllevado cinco meses de «quemarse los dedos» y que la venta de las mismas supone «su única y principal fuente de ingresos». Por ello, ha hecho un llamamiento a través de las redes sociales con el objetivo de que la ciudadanía le ayude con cualquier información.

El pasado mes de abril otra de sus esculturas fue robada en la gasolinera y recuperada por la Policía al haber grabado las cámaras de vigilancia la matrícula del coche en que circulaban los ladrones.