Los taxistas ante el desembarco de Uber en Ibiza: "Es una competencia desleal"

Los taxistas no contemplan que vehículos de su sector usen esta plataforma para prestar servicios

Imagen de archivo de un vehículo de Uber.

Imagen de archivo de un vehículo de Uber. / JESÚS HELLIN

La plataforma Uber, que anunció el miércoles a través de este diario su desembarco en Ibiza a partir del 29 de noviembre, solamente podrá trabajar con las licencias de Vehículo de Transporte con Conductor (VTC) que ya existen en la isla, porque la ley no permite aumentar el número de autorizaciones para esta flota, tal y como recordó ayer el vicepresidente primero del Consell y responsable del departamento de Movilidad, Mariano Juan. Esta plataforma también ofrece la opción de que los taxistas acepten clientes a través de su aplicación, pero los representantes del colectivo descartan participar y aseguran que no será una opción viable para los conductores del sector.

La empresa Uber, que empieza sus servicios en Ibiza con 14 vehículos registrados en su aplicación, es una plataforma tecnológica que ofrece su aplicación móvil para contratar servicios de transporte terrestre. Así, no contrata a chóferes por su cuenta, sino que son las empresas y autónomos los que recurren a sus herramientas digitales para que les contraten.

Por ello, su llegada «no añadirá más oferta a la isla, ya que solo podrá usar las licencias VTC que ya existen, que son cerca de 450 en Ibiza», subrayó Juan. Respecto a las miles de solicitudes para este tipo de transporte que se habían entrado en los últimos meses en el Consell, a raíz de una sentencia del tribunal europeo que considera contrario a Derecho la limitación de licencias de VTC en Barcelona, Juan recordó que no se pueden conceder más.

«El cupo que marca la legislación española, de relación entre el número de taxis y el de VTC ya está ampliamente superado en Ibiza. Mientras no se anule esta disposición de la Ley , estamos obligados a denegar todas las licencias [de VTC] que nos soliciten», incidió.

Al igual que con el resto de empresas de transporte que operan en la isla, Juan resaltó que el Consell velará porque Uber cumpla la normativa vigente, como guardar la media hora de tiempo de precontratación de los servicios en el caso de una VTC o que solo estén en marcha para ir a buscar directamente a las personas que han solicitado un servicio por su aplicación. «Este tipo de vehículos no puede estar en circulación sin clientes», subrayó.

Noticia esperada

Entre los profesionales del sector del transporte terrestre, la llegada de Uber a Ibiza estaba cantada desde hacía tiempo, aunque ha sorprendido que se haya producido al inicio de la temporada de invierno, cuando quedan varios meses para el arranque de la actividad turística.

Para el presidente de la Asociación de Transporte Discrecional de Viajeros de Ibiza y Formentera y vocal de la Federación Balear Empresarial de Transporte, Emilio Díaz, esta plataforma puede facilitar «la conexión entre el usuario y los profesionales». «Uber es conocida en todo el mundo y muchísima gente tiene la aplicación», así que puede llegar a ser interesante para algunas VTC. Aunque, de momento, desconoce si algunos de sus colegas han acordado trabajar con la plataforma.

«El negocio es el negocio y, si el acuerdo es interesante para el operador, la llegada de la tecnología siempre es muy útil», valoró Díaz. «Pero tampoco veo posible que Uber pueda lograr que un taxi doble sus ganancias o que trabaje una VTC que está parada», apuntó.

De todas las licencias de VTC existentes en la isla, Díaz indicó que unas 300 han estado operativas durante la temporada. En cambio, en estos meses , no pasan de la decena «ni trabajan cada día ni durante ocho horas». «Por mucho que llegue Uber, la demanda de trabajo es la que es».

Igualmente, mostró sus dudas respecto a que la plataforma pueda mantener en Ibiza las tarifas que ofrece en una ciudad como Madrid. «Con esos precios, aquí no se puede trabajar en la temporada, porque luego los coches están parados durante seis meses».

Esta plataforma trabaja alrededor del mundo con un sistema de tarifas dinámicas, que aumentan con la demanda. «Serán unos precios altísimos en los momentos de saturación del verano», auguró el presidente de la Federación Insular del Taxi (Fitie), Toni Riera.

Sin interés para el taxi

Respecto a la oferta para que los taxistas de la isla se registren en la aplicación de Uber, Riera augura que no se animará ningún conductor del gremio. «Dicen que cobran una comisión del 12%, pero es solo una oferta de lanzamiento que después pasa a ser del 25% [el mismo porcentaje que se cobra a las VTC]». «Aquí tenemos suficiente trabajo en verano como para recurrir a esta plataforma», confesó. Además, Riera recordó que la Fitie ya cuenta con una aplicación para los usuarios que quieran reservar un trayecto.

A pesar de que ya daba por supuesta la implantación de Uber, Riera criticó que esta empresa supone «una competencia desleal, porque no solo ofrecen servicios de VTC, sino que vienen a prestar servicios de taxi».

Desde la asociación Élite Corsaris, conocidos por su activismo contra los taxis pirata, se teme que la llegada de Uber sirva para atraer algunas VTC que operen irregularmente. «Cualquier vehículo con licencia del resto de Balears puede venir a trabajar aquí y puede usar esta plataforma como tapadera, usando su matrícula azul, para luego ofrecer viajes irregulares», advirtió Lolo Ruiz, el portavoz de esta asociación.

Ruiz criticó que la implantación de Uber en las principales capitales españolas supuso «unas condiciones de precariedad laboral para muchos conductores de VTC». Igualmente, descartó que esta plataforma pueda interesar a los taxistas de Ibiza, cuando en verano hay trabajo de sobra y en invierno «apenas hay demanda para nadie». «Igual alguien se apunta para curiosear en invierno, pero el 1 de mayo no habrá nadie con ellos», aseguró.