Sanidad

La apertura de la unidad de media estancia de Can Misses "es inminente"

La gerencia del Área de Salud de Ibiza y Formentera, que el jueves pasado presentó el plan de apertura al director del Ib-Salut, está trabajando para dotar de recursos humanos Ca na Majora

Imagen del interior del la unidad de media estancia Ca na Majora. | ASEF

Imagen del interior del la unidad de media estancia Ca na Majora. | ASEF / maite alvite. eivissa

La puesta en marcha de Ca na Majora, la unidad de media estancia para convalecientes y crónicos del Hospital Can Misses, «será inminente», según aseguraron ayer desde el Área de Salud de Ibiza y Formentera. Precisamente el gerente, Enrique Garcerán, se refirió a este proyecto durante la charla que ofreció en la Llar Ibiza, en Vila, en el marco de las Jornadas de hábitos de vida saludables. Lo que explicó a los asistentes es que el pasado jueves se presentó al director del Ib-Salut, Javier Ureña, el plan de apertura de este recurso polivalente, que contará con un espacio para pacientes de cuidados paliativos. Fue uno de los temas principales que se trataron en aquel encuentro, que continuó con una visita a la unidad, ubicada en el edificio J, en la zona de hospitalización del antiguo Can Misses.

Ahora mismo lo que falta, según el Área de Salud pitiusa, es dotar de recursos humanos Ca na Majora, a la que hasta ahora se le da dado un doble uso que poco tiene que ver con el fin con el que fue concebida, acoger a los usuarios cuya estancia en Can Misses supere a la de los pacientes agudos. Fue la aparición del coronavirus la que obligó a dar una utilización diferente a este espacio de dos plantas y 29 habitaciones, que se había amueblado en los días previos a la explosión del covid en las Pitiusas.

Una de las reuniones de Garcerán y Ureña con el equipo del Ayuntamiento de Santa Eulària.

Una de las reuniones de Garcerán y Ureña con el equipo del Ayuntamiento de Santa Eulària. / ASEF

Durante la pandemia Ca na Majora fue el lugar que acogió a las personas mayores de las residencias de Ibiza que eran positivas en covid leves. Una vez superado este virus el edificio J adquirió otro uso que todavía mantiene, servir de alojamiento a los profesionales de fuera de las Pitiusas que se contratan como refuerzo durante la temporada estival. De hecho, en estos momentos, todavía hay sanitarios viviendo allí aunque ya «a finales de noviembre» se liberará este espacio para que se convierta cuanto antes en unidad de media estancia.

Los beneficios

La apertura de este recurso tendrá beneficios evidentes para el Hospital Can Misses, porque permitirá descongestionar y dejar más camas libres para los pacientes agudos. Asimismo, de cara a la llegada de la gripe, aliviará las unidades de hospitalización que sufren más presión, como las de Medicina interna, Especialidades médicas o Traumatología.

En el encuentro de la semana pasada en Ibiza, estuvieron en representación del Govern, además de Ureña, el director de Gestión del Servicio de Salud de las Balears, Yago Gómez; la directora de Recursos Humanos, Marga Bujosa; el subdirector de Infraestructuras, Francisco Bosch, y Estefanía Serratusell, subdirectora de Cronicidad. Durante la visita del director del IbSalut se mantuvieron otras reuniones de trabajo, entre ellas con el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Santa Eulària.