Las claves de la última operación antidroga de la Guardia Civil en Ibiza

El cuerpo de seguridad detuvo en la isla a un total de seis personas e incautó sobre todo cocaína y éxtasis, aunque también varias dosis de hachís y otras drogas, coches de lujo y dinero en efectivo

Varios guardias civiles durante la operación contra el narcotráfico.

Varios guardias civiles durante la operación contra el narcotráfico. / Vicent Marí

El operativo llevado a cabo el jueves por la Guardia Civil en Ibiza y que supone un nuevo varapalo al tráfico de drogas en la isla, se extiende también por otros puntos de Balears y de Madrid, según informaron ayer desde el instituto armado.

El cuerpo de seguridad continuó, a lo largo de ayer, con la investigación después de arrestar en la isla durante la actuación del jueves a un total de seis sospechosos presuntamente relacionados con el narcotráfico en distintos lugares de España.

Por el momento, tan solo se tiene conocimiento de estas seis detenciones, aunque desde el instituto armado no descartaban ayer que se pudiera llegar a detener hasta una decena de personas en el marco de la operación.

La Guardia Civil informó de que durante la macrooperación antidroga puesta en marcha anteayer requisaron, principalmente, grandes cantidades de cocaína y de éxtasis, así como varias dosis de hachís y de otros tipos de sustancias estupefacientes que no han trascendido.

La clave: el registro de dos naves

Unos cincuenta agentes de distintas unidades y cuerpos de élite de la Guardia Civil de Ibiza y de fuera de la isla, como patrullas del Grupo de Reserva y Seguridad (GRS) que acudieron desde Madrid o la Policía Judicial de Palma, cuya plantilla orgánica se desplazó casi al completo para el operativo, se encargaron durante toda la mañana del jueves a inspeccionar distintos sitios de Ibiza.

El núcleo de la operación en la isla se sitúa, como detallaron ayer desde el cuerpo de seguridad, en dos naves registradas, propiedad de la empresa de alquiler de vehículos de lujo Vip Cars Ibiza, con domicilio social en Madrid.

Más de una decena de agentes registraron ayer sobre las ocho de la mañana uno de los locales de la empresa que está situado en la avenida de Sant Josep y otra dotación, formada más o menos por los mismos efectivos, inspeccionó más tarde, alrededor de las once y media, otra de las naves, la que está ubicada en la carretera del aeropuerto.

De este segundo establecimiento salió un hombre esposado de mediana edad, y varios vehículos de alta gama (un Ferrari, un Lincoln y dos Aston Martin) conducidos por agentes tras ser intervenidos. Los guardias también se incautaron de documentación y en otros puntos registrados, de dinero en efectivo.

Uno de los registros fue en el edificio residencial ses Torres de Cas Serres, situado en el barrio de es Viver, en el que intervino la unidad cinológica (perros de detección de drogas). Está previsto que los detenidos pasen mañana por la mañana a disposición judicial. La investigación continúa abierta y por lo tanto bajo secreto de sumario, por lo que se desconocen hasta el momento más detalles acerca del operativo.

A mitad del mes de septiembre, la Guardia Civil desplegó otro macrooperativo en Ibiza con el objetivo de desmantelar una red que distribuía éxtasis, ketamina y marihuana, entre otras drogas. Fue la última intervención de este calibre que realizaron fuerzas del instituto armado y se cerró finalmente con unas veinte personas detenidas, de las que diez ingresaron en prisión.

En este caso, se registraron también varios puntos de Ibiza, entre ellos, un polígono de Sant Rafel o un centro de estética situado en la avenida de España en Vila. Además, una de las detenciones, por parte de los GAR desplazados a la isla se produjo en plena carretera de Sant Josep mientras el sospechoso circulaba en un vehículo, los que generó gran expectación.