Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nueva denuncia vecinal ante Sant Antoni por el ruido de Amnesia

Una docena de afectados presenta un documento en el Ayuntamiento tras meses de quejas por contaminación acústica y lumínica del local

Dicoteca Amnesia. Vicent Marí

Una docena de vecinos de Sant Rafel ha vuelto a presentar una denuncia en el Ayuntamiento de Sant Antoni, dirigida al alcalde Marcos Serra, por los «continuos y flagrantes incumplimientos de la normativa ambiental y de actividades que lleva a cabo la discoteca Amnesia». Así empieza el escrito al que dieron registro de entrada el pasado miércoles y en el cual solicitan «amparo municipal» a fin de que se «impida la continuación de dichas ilegalidades».

Según explican los firmantes (que ya denunciaron la situación el 4 de julio en el Ayuntamiento), «desde el mes de mayo se están produciendo molestias» y lamentan que el Consistorio no tome medidas al respecto. «Entendemos que la empresa tiene la certeza de que podrá finalizar la temporada estival sin que se haya procedido al precinto de los equipos de sonido y lumínicos del exterior que, evidentemente, provocan importantes daños en los vecinos».

Los vecinos de las viviendas próximas al establecimiento de ocio añaden en su escrito que todas las denuncias que han realizado «únicamente han servido para que, por parte del Ayuntamiento, se haya puesto en conocimiento de los responsables de la discoteca que hay personas que se quejan de las molestias. Como consecuencia, dichos responsables han acudido personalmente a los domicilios particulares de varios de los firmantes de la denuncia a pedir explicaciones (con la evidente gravedad del incumplimiento de la normativa de protección de datos efectuada)», relatan.

Ante este escenario, los firmantes solicitan copia de todos los documentos y actuaciones llevadas a cabo por el Ayuntamiento en relación con los hechos denunciados, así como el registro de llamadas efectuadas a la Policía Local por parte de vecinos y que «deben constar en el Expediente 4174/2022». La última llamada a la Policía la hizo una vecina la madrugada de ayer y le respondieron «que el trámite es denunciar ante el Ayuntamiento». La noche anterior, insisten, «fue horrible con un aumento inesperado del volúmen de la música a las 2.15 de la madrugada».

Por todo ello, exigen a Sant Antoni «que proceda de forma inmediata a adoptar las medidas oportunas para que, lo que queda de temporada estival (escasamente un mes), los vecinos vean garantizado su derecho fundamental al descanso nocturno». Avanzan que, de no hacerlo, «se va a proceder a denunciar los hechos ante la Fiscalía a fin de que se proceda al estudio de si la permisibilidad de los mismos puede haber supuesto la comisión de ilícito penal por parte de los responsables de su solución».

Respuesta municipal

«Entiendo que se puedan quejar, pero ya hemos actuado», aseguró ayer el alcalde, Marcos Serra, ante las preguntas de este medio por la nueva denuncia vecinal. Hacía referencia a que el Ayuntamiento de Sant Antoni ya anunció en el último pleno que tramita cuatro sanciones contra la discoteca, tres por incumplimiento de los horarios y una por exceso de ruido.

Asimismo, el primer edil explicó que se realizó una sonometría hace unas semanas que deberán repetir al no ser válida. «Había que hacerla desde el interior de la casa de una vecina, que es la que había denunciado, pero no conseguimos ponernos de acuerdo y se hizo finalmente desde el exterior. Aquí se miden valores muy concretos y la humedad superaba estos valores, por lo que no es válida. Tenemos pendiente realizar otra e inspeccionar los equipos de música», subrayó.

Sobre el hecho de que representantes de la discoteca se hayan personado en algunos de los domicilios de los denunciantes, Serra niega rotundamente que haya sido el Consistorio el que haya facilitado información al respecto. «Esto es por las noticias que han salido en prensa», insistió. De hecho, el alcalde dijo que tiene constancia de que Amnesia había dejado tarjetas en algunas viviendas con su número de teléfono para que los vecinos les avisaran del ruido y así «poder colaborar». «El Ayuntamiento no ha hablado personalmente con la discoteca», zanjó. Asimismo, indicó que el contacto con los vecinos es «continuo».

Los responsables de Amnesia, por su parte, prefieren no hacer declaraciones sobre el asunto.

Compartir el artículo

stats