Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los transportistas de Ibiza advierten de la falta de conductores cualificados

La Pimeef celebra su asamblea general cumpliendo todos los objetivos marcados en 2021, pero con "la mosca detrás de la oreja" ante la fuga de trabajadores y la crisis económica

Un momento de la asamble general de la Pimeef, celebrada ayer en el Recinto Ferial de Ibiza. Vicent Marí

Tal y como advirtieron los hoteleros de las Pitiusas en su asamblea general la pasada semana, los empresarios de la Petita i Mitjana Empresa d'Eivissa i Formentera (Pimeef) se enfrentan a la incertidumbre de cómo cuadrar sus cuentas a final de una temporada con una excelente afluencia turística. Además, aunque no falta demanda de sus servicios, las pymes descartan abarcar más trabajo, renunciando a mayores ganancias, ante la fuga de empleados con que se han topado tras las restricciones del covid, que se agrava especialmente en el sector de los transportistas.

Alfonso Rojo, junto a la secretaria general de la Pimeef, María Ángeles Marí. | VICENT MARÍ

«El sentimiento general de los empresarios ahora mismo es un tiovivo», resumió ayer el presidente de la Pimeef, Alfonso Rojo, tras finalizar la asamblea general de la entidad. Por un lado, esta patronal puede presumir de cumplir con todos los objetivos marcados en 2021, «cubriendo el presupuesto con exactitud» y con números positivos en la mayoría de sus 51 asociaciones sectoriales. Por el otro, «existe la incertidumbre por la rentabilidad, a pesar de que se está trabajando bien, porque los costes de explotación no se van a ajustar a lo que habían presupuesto las empresas a principios de año», lamenta Rojo.

Plantillas cortas

El principal quebradero de cabeza ahora mismo para las pymes es cómo sacar adelante su trabajo, en plena temporada turística, cuando buena parte de ellas no ha podido completar sus plantillas. Tras los dos años de restricciones de covid, se encuentran con que muchos trabajadores se han reconvertido en otras especialidades o han regresado a sus lugares de origen, «cobrando menos, pero con un coste de vida mucho menor», constató Rojo.

Muchos trabajadores se han reconvertido en otras especialidades o han regresado a sus lugares de origen, «cobrando menos, pero con un coste de vida mucho menor"

decoration

Al grave problema de la vivienda para sus empleados, «que ya ha obligado a aumentar los salarios» se ha sumado el baile de trabajadores de unas empresas a otras ante la falta de mano de obra. Prácticamente todos los sectores se ven afectados, pero con especial gravedad el de transportes.

«No encuentran chóferes y hay un problema acuciante para encontrar conductores con la acreditación y capacitación profesional obligatoria», advirtió Rojo. La premisa de la Pimeef es «no abarcar más para no quemar a la plantilla», de manera que ya hay restaurantes que, para no ser temerarios, reducen el número de cubiertos que servía en otras temporadas o «cierran alguna tarde, cuando antes no lo hacían».

Sin embargo, el transporte no puede descartar pedidos, «porque debe asumir todas las cargas que están llegando y lo hace con unas plantillas muy justas», señaló el presidente de Pimeef. A pesar de esta carga de trabajo, Rojo aseguró que no se va a producir desabastecimiento, pero sí que se puede llegar a producir «un cuello de botella en el transporte y que no se disponga de todas las materias en el tiempo en que se debería».

"Si una empresa preveía un beneficio del 15%, pero ha tenido que pagar la energía hasta un 40% más cara, igual podría cuadrar las cuentas, pero deberá devolver los préstamos"

decoration

Perspectivas

En cuanto a las previsiones para final de año, el representante patronal confesaba un «desconcierto, porque no sabemos si hemos tocado techo» con la crisis derivada de la guerra, sobre todo ahora que toca pagar las ayudas del Estado y la UE durante el covid. «A final de año, si una empresa preveía tener un beneficio del 15%, pero ha tenido que pagar la energía un 30 o un 40% más cara, igual podría cuadrar las cuentas, pero deberá devolver los préstamos. Puede ser un invierno complicado», concluyó Rojo.

Compartir el artículo

stats