GxF y PSOE piden pruebas de las «graves» acusaciones de Sa Unió contra Córdoba

El presidente Córdoba, ante la delicada situación del Consell, no descarta cesar a sus consellers: «Si no hay sabotajes y no ceso a nadie no debería ser grave, pero no todas las posibilidades dependen de mí»

Costa, Alcaraz, Castelló y Córdoba, enprimer término el día de la Constitución.

Costa, Alcaraz, Castelló y Córdoba, enprimer término el día de la Constitución. / C.C.

La expresidenta del Consell y ahora consellera en la oposición de Gent per Formentera (GxF), Alejandra Ferrer, ha trasladado su preocupación por «el bloqueo institucional» que sufre la institución debido a la crisis abierta en el seno del equipo de gobierno de Sa Unió. Al analizar la situación, la ha calificado de «grave y complicada», por lo que ha pedido «pruebas» sobre las acusaciones vertidas el miércoles por los consellers del equipo de gobierno contra el presidente, Llorenç Córdoba. También ha lamentado «la imagen de desgobierno» que se ha trasladado a las calles y el hecho de que en la práctica, la solución a la crisis sea complicada. «Estamos haciendo el ridículo», ha lamentado.

Ferrer ha explicado que Sa Unió les emplazó a una reunión a la que acudieron «para escuchar», pero ha advertido: «Lo que no puede hacer ahora Sa Unió es lanzarnos la pelota para decir que la oposición no colabora en la estabilidad institucional, ellos han generado el problema y estaremos atentos, pero, mientras tanto, el Consell está bloqueado y el día a día no funciona».

Sobre las posibles salidas a la crisis, Sa Unió ha marcado este lunes para que el presidente del Consell dimita de todos sus cargos. En función de lo que ocurra, GxF decidirá si vuelve a reunirse con Sa Unió para abordar las alternativas.

EL PSOE

El secretario general de los socialistas de Formentera, Rafa Ramírez, ha coincidido con Ferrer en la necesidad de que Sa Unió «presente pruebas» sobre las graves acusaciones contra Llorenç Córdoba: «Es muy grave lo que estamos escuchando, se acusan de chantaje y por eso necesitamos pruebas. Estamos ante un escenario grave y no podemos jugar con la institución».

Sobre las posibles salidas a la crisis, ha apuntado que debe ser «paso a paso», y que antes de tomar ninguna decisión, «necesitamos pruebas, si no es lo que dicen unos y lo que dicen otros». Ramírez transmitió su preocupación por el hecho de que esté pendiente la aprobación del presupuesto del Consell para 2024 y que además la crisis esté teniendo consecuencias en la actividad diaria de la institución.

Córdoba

Por otra parte, Córdoba, en nuevas declaraciones a la radio pública de Formentera, Ràdio Illa, reiteró ayer que no piensa dimitir y aceptar así la petición de sus ex socios de Sa Unió: «Soy víctima de un ataque personal» porque «han querido aprovechar todo esto para asaltar el poder en Formentera». Sobre las acusaciones de que pidió sobresueldos al PP, señaló: «En caso de que yo hubiera pedido un sobresueldo tampoco sería ilegal. [Alberto Núñez] Feijóo y otros cargos del PP reciben un sobresueldo por representación, eso lo sabemos por Transparencia, y es legal». Insistió en que su demanda tiene que ver con la asignación del Parlament al grupo mixto, que no puede tocar porque es para el PP y Compromís.

Bloqueo en el Consell de Formentera

Bloqueo en el Consell de Formentera

La actual crisis política en el Consell de Formentera llega en una fechas críticas, cuando están pendientes varios proyectos y el día a día de la institución en cuanto a prestación de servicios a la ciudadanía, que tiene que seguir. Con la actual situación no se celebran Juntas de Gobierno, un organismo que tiene delegadas por el pleno un buen paquete de competencias, tanto de contratación como de licencias de obras y otros expedientes administrativos. Pero lo peor es que el presupuesto de 2024, que el vicepresidente y conseller de Promoción Económica del Consell, José Manuel Alcaraz, debía presentar en el pleno de este mes de diciembre, pende de un hilo, dada la actual situación política de ruptura entre los ocho consellers de Sa Unió y el que fuera su líder.

Bloqueo institucional en Formentera

La actual crisis política en el Consell de Formentera llega en una fechas críticas, cuando están pendientes varios proyectos y el día a día de la institución en cuanto a prestación de servicios a la ciudadanía, que tiene que seguir. Con la actual situación no se celebran Juntas de Gobierno, un organismo que tiene delegadas por el pleno un buen paquete de competencias, tanto de contratación como de licencias de obras y otros expedientes administrativos. Pero lo peor es que el presupuesto de 2024, que el vicepresidente y conseller de Promoción Económica del Consell, José Manuel Alcaraz, debía presentar en el pleno de este mes de diciembre, pende de un hilo, dada la actual situación política de ruptura entre los ocho consellers de Sa Unió y el que fuera su líder.