Exigen el cambio de lugar de contenedores de es Pujols por el ruido y los olores

Los seis contenedores de la calle Punta Prima están al lado de establecimientos comerciales y varios edificios de apartamentos turísticos

Estos son los contenedores que molestan a los vecinos de la calle Punta Prima de es Pujols.

Estos son los contenedores que molestan a los vecinos de la calle Punta Prima de es Pujols. / C.C.

Un grupo de vecinos de es Pujols está desesperado por las molestias que genera una batería de contenedores de residuos al principio de la calle Punta Prima, de la citada localidad. Es cierto que han esperado a final de la temporada para hacer públicas sus quejas con una recogida de firmas de vecinos y de los propietarios de los establecimientos comerciales de este tramo de calle.

Uno de los vecinos, Guido del Río, se puso en contacto con Diario de Ibiza para exponer la situación que viven cada temporada.

En 2022 ya mantuvieron una reunión con la anterior presidenta del Consell para trasladarle las quejas sobre lo que consideran «un problema de salud pública». En la reclamación que entonces presentaron señalan «la lamentable imagen en la zona [turística] más importante de Formentera». Añaden que esos contenedores generan «malos olores y la imposibilidad de descanso por el ruido que provoca el camión de recogida, a las 6 de la mañana, y de los ruidos del depósito de vidrio de los establecimientos de restauración, sobre las 3 de la madrugada», por lo que conciliar el sueño resulta complicado.

Aseguran que los fuertes olores salen de «la descomposición y fermentación de la materia orgánica, y de la acumulación de basura», de todo tipo, alrededor de los contenedores. Este empresario, propietario de un edificio de 36 apartamentos turísticos, señala que como consecuencia «los clientes se quejan con la pérdida económica derivada, ya que manifiestan no querer volver o directamente no entrar en la calle Punta Prima».

Recientemente mantuvieron una reunión con la consellera de Gestión Ambiental, Verónica Castelló, en la que pidieron «una solución definitiva y consensuada para buscar otro emplazamiento más adecuado» para esos contenedores.

Castelló les recordó que con la nueva contrata de basuras «se van a revisar todos los puntos de baterías de contenedores y se valorará la posibilidad de cambiar algunos de ubicación y ampliar otros». La consellera añade que se estudiará «la reubicación de aquellas baterías de contenedores que sean puntos negros, en zonas donde haya mucho incivismo o que den muchos problemas».