Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol - Segunda

La UD Ibiza despide con honores a Javi Lara y David Morillas

Amadeo Salvo entrega la insignia de oro y brillantes a los capitanes celestes, que agradecieron muy emocionados el apoyo de compañeros y trabajadores después de tres temporadas de éxitos en el club

David Morillas y Javi Lara, con los cuadros regalados por la plantilla tras su despedida ayer en Can Misses. | UD IBIZA

Se marchan llenos de emoción y tristeza de la que ha sido su casa las tres últimas temporadas. Pero también orgullosos del legado que dejan en la UD Ibiza. El club celeste, con Amadeo Salvo al frente, despidió ayer con honores a Javi Lara y David Morillas después de anunciar la pasada semana que no renovarán para la próxima temporada en Segunda División.

En una rueda de prensa (no anunciada a los medios) muy emotiva a la que asistieron compañeros de plantilla y empleados del club, el centrocampista cordobés Javi Lara (36 años) y el defensor zurdo murciano David Morillas (35) dejaron fluir sus sentimientos al recordar los mejores momentos vividos con el equipo ibicenco.

Amadeo Salvo, que alabó la actitud de dos futbolistas y personas «especiales», les hizo entrega de la insignia de oro y brillantes de la entidad después de ofrecerles la posibilidad de regresar a la UD Ibiza cuando pongan fin a sus carreras deportivas. «En nombre de todos, gracias de todo corazón. Habéis sido dos tipos ejemplares, que sirva de ejemplo para otros muchos, siempre seréis parte de esta casa, nos gustaría que formaseis parte (del club) en el futuro cuando dejéis el fútbol», indicó sobre dos excapitanes que en opinión de Salvo «son válidos para transmitir valores y para que este club siga creciendo».

Ojalá el Ibiza suba a Primera, pero ellos no sentirán lo mismo que he sentido yo aquí

Javi Lara - Futbolista de la UD Ibiza

decoration

Javi Lara no ocultó su pesar por la decisión del club de no renovarle. «No sé lo que haré en el futuro, ahora seguiré jugando porque me encuentro bien. Esta temporada me he encontrado mejor que con 25 años... Esta semana ha sido muy difícil, estoy deseando irme porque es difícil verlos a todos, ya veremos cuando pase el tiempo si vuelvo», dijo emocionado Javi Lara, que confesó sus sentimientos por el club celeste: «En el fútbol cuanto más profesional es, menos sentimientos hay. Ojalá el Ibiza suba a Primera, pero estoy seguro de que (sus jugadores) no sentirán lo mismo que he sentido yo aquí». Javi Lara también destacó el salto cualitativo que ha experimentado el club en las tres últimas campañas. «Me acuerdo cuando llegué al campo, de césped artificial. A veces me tocaba llamar a jugadores para decirles que si querían venir, todos me decían que no, que césped artificial no, que a Ibiza a jugar al fútbol no. Por eso es un orgullo todo lo que se ha conseguido, mirar atrás es sentirse súper aliviado en un mundo resultadista con lo que hemos conseguido», argumentó.

David Morillas tampoco reprimió su emoción al agradecer a compañeros y trabajadores su cariño y reconocimiento durante estos años. «Cuando llegué esto era un solar y hoy hemos conseguido cosas muy importantes. Venía a un club muy humilde y personal, se ha conseguido algo maravilloso. Me voy con la conciencia muy tranquila de haber hecho un trabajo buenísimo. La base del club es la gente que no se ve y que trabaja detrás. Le agradezco que deje las puertas abiertas pero necesito seguir jugando. Que dejen las puertas abiertas para volver es muy importante porque dice que algo he hecho bien», explicó entrecortado por la emoción.

Que dejen las puertas abiertas para volver dice que algo he hecho bien

David Morillas - Futbolista de la UD Ibiza

decoration

En cuanto a los mejores recuerdos, ambos coincidieron en que la eliminatoria de Copa del Rey contra el FC Barcelona «marcó un antes y un después», si bien destacaron «el día a día que te mantiene vivo y te da energía para seguir jugando». «Primero van las personas y luego la profesión porque algún día el balón dejará de rodar», concluyó Lara.

Al finalizar el acto, el capitán y compañero de ascensos y experiencias Fran Grima les hizo entrega, en nombre de jugadores y empleados, de dos cuadros firmados por la plantilla.

Compartir el artículo

stats