Lara Álvarez está que no puede ni creérselo. La periodista ha hecho partícipes a sus seguidores de un logro de lo más significativo y especial para ella. Un reto personal que se ha convertido en su máxima felicidad y que la que fuera presentadora de 'Supervivientes' ha conseguido a base de tesón, paciencia y mucha dedicación.

La joven de 36 años, natural de Gijón, no ha podido evitar compartir este mágico momento a través de sus redes sociales. Quien tiene un perro - o ha tenido- sabe que no es tan fácil como a veces lo pintan. Sin embargo, el gran esfuerzo que supone una buena educación, el animal lo devuelve en inmensurables cantidades de amor. Y eso es lo que compensa a Lara Álvarez, que siente absoluta devoción por sus dos compañeros de vida: Noah y Lúa.

El secreto de la presentadora

Pero, a pesar de lo mucho que le llenan, estos últimos meses estaban siendo algo más complicados para la asturiana, que no conseguía hacerse del todo con uno de ellos. Se trata de Noah, que había desarrollado comportamientos ansiosos que estaban afectando a la hora del paseo. Un nerviosismo y una agitación que estaban haciendo de este rato de calle un momento algo de lo más desagradable para la antigua presentadora de 'Supervivientes', que en esta edición le ha cedido el testigo a Laura Madrueño.

Por eso, estas últimas semanas Lara Álvarez ha centrado todos sus esfuerzos en reeducar a su mascota. Todo un reto personal que la presentadora ha conseguido a base de "amor, paciencia y constancia" y que ahora se ha convertido en el "motivo de su felicidad". A través de su perfil oficial de Instagram, la televisiva ha enseñado lo maravillosos que son ahora los paseos por el campo con su 'familia perruna'.

"Esto que veis aquí, es felicidad. Noah tiraba muchísimo de la correa, se ponía muy nervioso y le daba ansiedad salir a pasear", ha recordado la que fuera conductora de 'Supervivientes', que todavía no puede creerse lo bien que se está portando el can. Tanto es así, que Lara ha podido hacer una rápida demostración de la buena educación de su mascota. "Ahora es una delicia, estoy tan orgullosa. Muy bien, mi vida. Muy bueno, mi amor", ha recompensado la comunicadora a su mascota, que - como se ve en las imágenes- hace caso a la primera a las órdenes de su dueña.

"Ahora la correa va holgada y él tranquilo y disfrutando", ha comentado la joven, que ha confesado que todo esfuerzo merece la pena cuando se trata de sus compañeros de vida. "El amor, la paciencia y la constancia mueven el mundo, y a mí estos dos seres excepcionales me lo enseñan cada día", ha explicado la que también presentadora de formatos como 'Pesadilla en el Paraíso' o 'La casa Fuerte'.

Un momento que, hasta hace muy poquito, creía imposible. "Esto era impensable hace un mes", ha contado Lara Álvarez, que está disfrutando al máximo de su etapa alejada de la televisión (momentáneamente, eso sí, pues cerraba el año diciendo adiós a 'Supervivientes', pero renovando su contrato de larga duración con Mediaset) en compañía de sus mascotas, a las que está dedicando todo su tiempo.