Nunca una eliminación en Pasapalabra había dolido tanto ni había sido tan emotiva. Semana de emociones fuertes en el plató de Pasapalabra en Antena 3. Ni Roberto Leal pudo contenerse. El programa del pasado jueves fue de conmoción para la audiencia de "Pasapalabra". La "Silla azul", en el inicio del concurso, mandó para casa a Jaime Conde tras 102 episodios.

Un momento que dejó boquiabiertos a los presentes y que hizo que Orestes, su rival durante todos esos programa se derrumbara ante las cámaras del plató. Con el corazón en un puño, Orestes ha reivindicado lo que cuesta ser concursante de ‘Pasapalabra’, además de señalar cómo era Jaime detrás de las cámaras, algo que ya no podrá vivir más y que apena al concursante.

Por último, Orestes ha querido agradecer a ‘Pasapalabra’ la oportunidad de compartir tantas tardes con una “persona tan valiosa y especial”, y así lo ha hecho saber tanto en el programa posterior a la marcha de Jaime como en redes sociales.

"Ya pasada la efervescencia del momento, quería agradecer a @PasapalabraA3 por procurar la experiencia memorable de compartir tantos meses con una persona tan excepcional y autoexigente como Jaime. Todo un ejemplo de amor a cultura como eje que da sentido a la vida. Gracias"

Aunque triste, el onubense, eso sí, no es va con una mano delante y otra detrás, sino que se lleva un suculento premio: 70.800 euros. Pero, ¿cuánto de ese montante se queda Hacienda?

No es la primera vez que nos sorprendemos al ver cuánto dinero de un premio gordo se queda el fisco. Mismamente, en "Pasapalabra", donde se ha entregado el premio más alto jamás dado en la televisión en España. Fue el año pasado y el agraciado resultó ser Pablo Díaz, que se embolsó 1.828.000 euros. Aunque resulta una cifra realmente alta, ese no fue el dinero que finalmente se llevó el tinerfeño.

Si bien, el caso de Jaime es distinto. El ya exconcursante de "Pasapalabra" acumuló 70.800 euros durante su estancia en el programa. Fueron 102 programas. Ahora, lo que muchos se preguntan es si ese dinero irá a parar directamente a su bolsillo o tendrá que hacer un "peaje" en Hacienda.

Efectivamente, las arcas públicas se llevarán un puñado del premio de Jaime. Más concretamente un 22,5%, que en este caso asciende a 15.930 euros, por lo que el andaluz se embolsará finalmente la nada desdeñable cifra de 54.870.

Eso sí, en su próxima declaración a Hacienda, Jaime deberá registrar estos ingresos por los que tendrá que pagar su correspondiente cuota de IRPF.