Violación

Libertad con cargos para los británicos acusados de agresión sexual de la 'manada' de Magaluf

La joven no recordaba nada de lo ocurrido esa noche, hasta que se despertó desnuda en la habitación de los detenidos

Los tres detenidos por la presunta violación grupal de Magaluf, esta mañana en los juzgados de Palma.

Los tres detenidos por la presunta violación grupal de Magaluf, esta mañana en los juzgados de Palma. / MANU MIELNIEZUK

Xavier Peris

La joven turista británica que en la madrugada del viernes fue presuntamente víctima de una violación grupal en la habitación de un hotel de Magaluf explicó a la Guardia Civil que no recordaba nada de lo ocurrido aquella noche, hasta que se despertó desnuda en la habitación de los tres sospechosos. La joven indicó que le podrían haber suministrado alguna sustancia que la dejó inconsciente para agredirla sexualmente. Los tres presuntos agresores, también turistas británicos de unos veinte años, fueron detenidos por la Guardia Civil en el aeropuerto de Son Sant Joan cuando estaban a punto de embarcar en un avión de vuelta a Manchester. Ayer los tres quedaron en libertad con cargos.

Los hechos ocurrieron durante la madrugada del viernes. La joven turista, de poco más de veinte años, había salido de fiesta por Magaluf, donde conoció a unos compatriotas de su edad. A partir de ahí, la joven no recordaba nada hasta la mañana siguiente, cuando se despertó, desnuda de cintura para abajo y con signos de haber sido violada, en la habitación de los jóvenes, en un complejo de turístico de la zona. 

La joven pidió ayuda y se alertó a la Guardia Civil, que desplazo al lugar a miembros del equipo especial contra agresiones sexuales puesto en marcha desde hace dos años en los meses de verano en Calvià. Los agentes acompañaron a la víctima a Son Espases, donde fue examinada por un médico. 

Mientras tanto, los investigadores identificaron a los presuntos agresores, tres jóvenes británicos que acababan de dejar el hotel en dirección al aeropuerto, ya que tenían previsto regresar a su país esa misma mañana.

Tras poner en alerta al aeropuerto, agentes de la Guardia Civil localizaron y arrestaron a los tres sospechosos cuando se disponían a embarcar en un vuelo de regreso a Manchester. Se trataba de tres británicos de apenas veinte años. Ayer por la mañana pasaron a disposición judicial y a última hora de la tarde quedaron en libertad con cargos. La Guardia Civil prosigue con las investigaciones para determinar su implicación en la agresión.