Suscríbete

Caso Abierto - Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Intento de asesinato

El hombre que quemó a otro en Gran Canaria lo secuestró primero junto a su mujer

La esposa de la víctima, que fue evacuado en avión medicalizado a Madrid por la gravedad de las quemaduras, pudo escaparse para solicitar ayuda

El abogado Juan Betancor, que el pasado domingo fue quemado por un trabajador suyo, durante un juicio.

El hombre que el pasado domingo quemó a un abogado en su casa de Santa Brígida, Gran Canaria, y después lo encerró en un aljibe para que se ahogara supuestamente lo había secuestrado primero en el interior de la vivienda junto a su mujer, que pudo huir para solicitar ayuda. La rápida intervención de los agentes de la Policía Local de Santa Brígida permitió sacar con vida al letrado penalista Juan Betancor, de 72 años, del depósito. Los médicos decidieron ese mismo domingo que fuera evacuado con urgencia en un avión hasta un hospital de Madrid, donde continúa ingresado en estado muy grave.

El caso tiene aún numerosas incógnitas que los componentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil intentan resolver. La primera de ellas es por qué el autor de los hechos, un hombre de 72 años y de origen caboverdiano que desde hacía 17 años presuntamente trabajaba para la víctima en una finca de Gamonal Alto, quería acabar con la vida de la persona que le había proporcionado casa durante todo ese tiempo.

Las pesquisas tratan de determinar si el ahora detenido, quien además ha reconocido los hechos, encerró primero al abogado y a su mujer en una de las habitaciones del chalet para amenazarlos. Según las fuentes consultadas, ella consiguió zafarse y huir cuando el trabajador roció con algún tipo de combustible a la víctima y le prendió fuego. Una de las hipótesis es que Juan Betancor, al verse en llamas, se introdujera en un aljibe para apagar las llamas, momento en que el autor de la agresión aprovechó para tapar el depósito. Además, para cerciorarse de que iba a acabar con su vida, puso varios objetos encima para evitar que pudiera abrirlo desde el interior.

La mujer consiguió solicitar ayuda a la Guardia Civil, que a su vez dio aviso a la Policía Local. La rápida intervención de este último cuerpo de seguridad permitió que el abogado pudiera salir con vida. Al lugar se desplazaron varias patrullas. Una de ellas localizó a la mujer, con la que consiguieron entrar al domicilio. Después de unos minutos de búsqueda, las dos policías y la esposa de la víctima escucharon al letrado pedir ayuda. Este se encontraba en el aljibe, en el que ni siquiera hacía pie pero que consiguió mantenerse a flote para poder sobrevivir. Cuando retiraron todos los utensilios, las dos agentes y la mujer lograron sacarlo de la cisterna aunque con graves quemaduras en el 80% de su cuerpo, según indicaron las fuentes consultadas. 

Otra patrulla de la Policía Local de Santa Brígida que también acudió hasta el Gamonal Alto se encontró con el trabajador, quien caminaba por la zona. Esta persona reconoció los hechos y fue detenida como presunto autor de un delito de homicidio en grado de tentativa. El arrestado se encuentra en los calabozos de la Guardia Civil en la Comandancia de Las Palmas, a la espera de que en las próximas horas pase a disposición del juzgado de guardia del partido judicial de Las Palmas de Gran Canaria. Quienes lo conocen mostraron su sorpresa por lo ocurrido ya que aseguraron que era una persona que convivía con el matrimonio y que durante estos años se había integrado completamente entre los vecinos de la zona.

Por su parte, el abogado Juan Betancor fue evacuado en un primer momento por una ambulancia medicalizada del Servicio de Urgencias Canario (SUC) hasta el Hospital Doctor Negrín de Las Palmas de Gran Canaria, donde los médicos decidieron que fuera trasladado esa misma noche en un avión medicalizado del Servicio de Urgencias Canario (SUC) a Madrid debido a la gravedad de las quemaduras que sufría en el 80% de su cuerpo.

Compartir el artículo

stats