Cerca de 200 alumnos de Secundaria y Bachillerato del instituto Quartó del Rei asistieron ayer a las conferencias sobre concienciación de accidentes de tráfico y consumo de drogas al volante ofrecidas dentro de la campaña de formación en Seguridad Vial que realiza la Policía Local de Santa Eulària. En estas charlas pudieron conocer el testimonio de primera mano de Pablo Hempler, quién sufrió un accidente de ciclomotor hace 23 años que le obliga a usar silla de ruedas y que se ha clasificado para ascender a la máxima categoría nacional de baloncesto adaptado.

Los estudiantes esperaban al baloncestista a su llegada al instituto. | ASE

El pasado mes de febrero se realizaban las primeras sesiones de estas charlas para alumnos de 4º de Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO) y los dos cursos de Bachillerato del instituto Xarc. Ahora se han repetido las conferencias con los alumnos de estos mismos cursos de Quartó del Rei.

«Se escogen estos cursos porque en estas edades empiezan a tener más necesidad de movilidad y pueden acceder a ciclomotores, cuadriciclos o empiezan a pensar en conducir un coche», ha explicado Joan Tur, oficial de la Policía Local y coordinador de la sección de formación en Educación Vial dentro del cuerpo. «La intención es la de tratar de concienciar y así, si conseguimos evitar algún accidente grave o, incluso salvar una vida, habrá valido la pena», añadió. «Por mi experiencia, hace 25 años había mucho problema con los ciclomotores, pero ahora eso ha bajado mucho; en cambio, lo que estamos viendo es que están proliferando los patinetes eléctricos y nos tememos que en breve puede haber un incremento de accidentes relacionados con estos vehículos entre la gente joven», alerta finalmente el oficial.

Por su parte, Hempler explicó su caso particular a los jóvenes asistentes, cuando un conductor «que se dio a la fuga y al que nunca se encontró, por lo que probablemente había tomado algún tipo de sustancia» hizo una maniobra peligrosa en la carretera del Port de Sant Miquel, cayéndose él con su ciclomotor y estrellándose contra el quitamiedos. Fruto de aquella caída sufre una lesión completa de médula que le ha inmovilizado de pecho hacia abajo.

«Yo no vengo a deciros que toméis drogas o que no, lo que os digo es que haríais bien en no comprar billetes para una lotería que nos toca a muchos y que supone que muchas personas vivan una vida muy dura, con depresión, casi sin salir de casa y teniendo que superar muchos obstáculos», apuntó a los asistentes.

En su intervención, Hempler también quiso subrayar que «el hecho de sufrir una lesión de este tipo no significa que no puedas hacer lo que te propongas, aunque la sociedad y la vida que tenemos no lo ponen fácil y hace que todo suponga más esfuerzo y cueste más».

Plazas reservadas

Para finalizar, el baloncestista quiso concienciar a los jóvenes de unos hechos con los que se encuentra en demasiadas ocasiones. «Es importante que todo el mundo sepa que las plazas de estacionamiento para personas con movilidad reducida son importantes para nosotros porque nos dan autonomía y por eso deben dejarse libres para las personas que realmente lo necesitan y con el espacio al lado suficiente para poder salir y entrar del coche», explicó antes de apuntar que según algunos estudios, alrededor del 50% de las tarjetas para estacionar en estas plazas «son meras fotocopias, son falsas o no son usadas cuando se desplaza la persona con movilidad reducida para la que se han dado».