Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medio Ambiente archiva la tramitación de una mansión de 800 m2 en Cala d’Hort

El promotor había pedido tiempo a Sant Josep para incluir modificaciones y presentar nueva documentación después de las alegaciones e informes en contra

La parcela de la casa se encuentra cerca del observatorio astronómico y Can Sorà. | D. I.

La Comisión de Medio Ambiente de les Illes Balears ha archivado la tramitación de la evaluación de impacto ambiental del proyecto de construcción de una mansión de 800 metros cuadrados en la finca Sa Païssa d’en Xumeu Pere, cerca del observatorio astronómico de Cala d’Hort. La evaluación ambiental de este proyecto queda así descartada, pero el promotor puede empezar a tramitar otra nueva desde cero, según informó ayer un portavoz de la conselleria balear de Medio Ambiente.

Se da la circunstancia de que la sección II de la Comisión de Medio Ambiente había emitido el pasado mes de junio un informe desfavorable a la evaluación de impacto ambiental. Un mes después, el promotor solicitó la retirada del orden del día de la reunión prevista por el subcomité de evaluaciones ambientales el punto concerniente a la mansión de Cala d’Hort.

Su solicitud se basaba en el hecho de que el pasado 14 de abril había enviado un escrito al Ayuntamiento de Sant Josep, que es la institución que tiene que otorgar la licencia, en el que le anunciaba su intención de presentar una nueva versión del estudio de impacto ambiental como consecuencia de los informes y alegaciones recibidas en contra del proyecto.

Informe en contra del Consell

Por ejemplo, el Consell de Ibiza emitió a principios de este año un informe desfavorable a la construcción de esta mansión. Entre otras cosas, la máxima institución insular advertía del «posible impacto medioambiental de la casa sobre la flora y fauna de la zona» y concluía que «el conjunto del proyecto puede afectar al ámbito de distribución natural y potencial de la Genista dorycnifolia, especie de conservación prioritaria, que es el máximo nivel de protección». «Se considera que el nivel de afección supone una alteración apreciable y el consiguiente deterioro de su estado de conservación», advertía el Consell a través de una nota.

No sólo eso sino que, además, el informe del Consell alertaba de que la construcción de esta mansión podía «implicar todo un conjunto de afecciones con efectos sumatorios, con molestias de tráfico y presencia humana, fragmentación territorial y otros impactos sobre aves de interés comunitario». También apuntaba la afección negativa sobre la actividad del observatorio astronómico de Cala d’Hort.

Observatorio astronómico

Precisamente, la Agrupació Astronòmica d’Eivissa presentó alegaciones ante el Ayuntamiento de Sant Josep en contra del proyecto, en las que destacaba que la vivienda y sus piscinas iban a producir «contaminación lumínica», dada su proximidad al observatorio, a pesar de las medidas correctoras planteadas por el promotor.

A la vista de todas estas alegaciones, el promotor de la mansión informó por escrito al Ayuntamiento de que, al amparo de la ley 21/2013 de evaluación ambiental, procedería a modificar la documentación presentada y solicitó que, hasta entonces, el expediente no se remitiera a la Comisión de Medio Ambiente. Pese a ello, el Consistorio envió el expediente al órgano ambiental de la Comunitat Autònoma, lo que ha obligado al promotor, ante la certeza de que se iba a tumbar la evaluación de impacto ambiental, a solicitar el archivo del expediente.

Compartir el artículo

stats