Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Juzgan a un acusado de abusar sexualmente de una niña de cinco años en Sant Antoni

La madre sorprendió al hombre en el baño de un bar «con los pantalones totalmente desabrochados» frente a su hija, «totalmente desnuda»

Fachada principal de la Audiencia Provincial, en Palma. | E.P.

Fachada principal de la Audiencia Provincial, en Palma. | E.P.

La Audiencia Provincial ha fijado para el próximo miércoles 16 de junio el juicio contra un hombre que está acusado de abusar sexualmente de una niña de cinco años la tarde del 27 de julio de 2020 en Sant Antoni.

Los hechos que ahora se juzgan tuvieron lugar en el baño del establecimiento, según se explica en el escrito de acusación del Ministerio Fiscal, que solicita para el acusado, J.R.L.A., nacido en Paraguay y «con antecedentes penales no computables a efectos de residencia», una pena de seis años de prisión, inhabilitación especial y prohibición de aproximarse a la menor (...) su domicilio, centro escolar o cualquier otro lugar público o privado frecuentado» por ella.

Pide además para el acusado, en prisión por esta causa desde el 3 de agosto de 2020, que no se comunique con la víctima «por cualquier medio». También reclama el pago de una indemnización de 12.000 euros «por los perjuicios sufridos».

En su escrito, el fiscal relata que fue la madre de la menor la que sorprendió al presunto agresor de su hija: «[La madre] llamó a la puerta del baño y encontró a su hija totalmente desnuda y al acusado con los pantalones desabrochados, sin zapatos ni camiseta».

Usar la «amistad previa»

Entre las 18.15 y las 19.30 horas del 27 de julio del año pasado, el hombre, relata el fiscal en su escrito de acusación, «se introdujo en el aseo en compañía de la menor, de cinco años de edad y, haciendo uso de la seguridad y tranquilidad que le proporcionaba la relación previa de amistad que unía a ambos, la desvistió, le quitó la ropa y le realizó tocamientos en las mamas, así como rozó con su pene los genitales de la menor, al menos la parte externa».

Como consecuencia de estos presuntos abusos, la niña, apunta el escrito del fiscal, «ha sufrido lesiones consistentes en dilatación vulvar con eritema, restándole como secuelas perjuicios psicológicos».

Compartir el artículo

stats