Opinión

Cinco malos de película

Hablando entre amigos de malos de película, tras descartar a los psicópatas nos centramos en el western, y al final salen estos: Lewton (Gregory Peck) en Duelo al Sol, ‘El indio’ (Gian Maria Volonté) en La muerte tenía un precio, Frank (Henry Fonda) en Hasta que llegó su hora y el jefe hurón Magua (Wes Studi) en El último mohicano. Coincidencias: todos son grandes actores y la mayoría han hecho de malo como excepción a su papel habitual defendiendo causas nobles. La conclusión sería que el malo de cine es ‘mejor’ cuanto más se haya distanciado el actor de la imagen en que estaba metido (descubre el malo que podría ser) o bien más se aleje de la imagen que teníamos del actor (descubrimos al malo que podría ser). En eso llega una persona que sin saber de qué iba la cosa había pillado alguna frase al vuelo y dice: ¡qué!, ¿también vosotros andáis a vueltas con Pedro Sánchez? No hay modo.