Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Navarro,-Cesar

Anestesiados por el éxito no, en coma

«El éxito anestesia y la marca Ibiza ha sido un éxito global». Es una frase de Domènec Biosca, consultor turístico, extraída de la entrevista que le ha hecho la gran Marta Torres. Pero creo que el experto se queda corto. Antes de que apareciera el maldito bicho y nos volteara la vida, Ibiza disfrutaba de una tediosa inercia de temporadas gloriosas gracias al turismo masivo, descontrolado muchas veces, caduco en muchos aspectos. No hay que restarle mérito a los hoteleros que mejoraron su oferta, en algunos casos con inversiones millonarias. Pero el modelo económico basado en un monocultivo turístico amenazaba con reventar por insostenible. Ibiza es una isla cara para vivir y los sueldos nunca han estado a la altura. Esa máxima de ‘ten contento a tus empleados y éstos tratarán bien a los clientes’ no ha logrado calar jamás en la sesera de los empresarios del sector servicios. Por eso en esta isla no estábamos anestesiados por el éxito, nuestra situación era más parecida a un coma inducido. Al no tener medios suficientes para vigilar que se cumplan las muchas normas medioambientales, urbanísticas y de calidad turística aprobadas tenemos un sistema fallido. Y me temo que no seremos capaces de aprovechar la oportunidad que nos brinda esta crisis sanitaria.

Compartir el artículo

stats