Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Exposición

La tragicomedia artística de Eva Beresin toma La Nave de ses Salines de Ibiza

‘Prácticas diarias de pecados capitales y otros disparates’ es el sugerente título de la última muestra de la artista húngara, que se puede contemplar hasta el 28 de octubre en el espacio expositivo de ses Salines

13

Beresin delante d ela obra de mayor tamaño en La Nave de ses Salines en Ibiza. Irene Vila Capafons

Humilde y cercana, Eva Beresin (Budapest, 1955) reconoce que todavía está asimilando la popularidad que ha logrado desde que en 2019 se fijara en su obra Kenny Schachter y la lanzara internacionalmente. Explica que se conocieron por Instagram y que desde entonces han forjado una estrecha amistad. Prueba de ello es que el curador y crítico de arte asiste a la inauguración de su exposición individual en Eivissa, en La Nave de ses Salines. Lo comenta unas horas antes del evento, durante la presentación a los medios de comunicación de la muestra, a la que ha puesto el sugerente título de ‘Prácticas diarias de pecados capitales y otros disparates’.

Si Schachter descubrió a la creadora húngara hace tres años, Lio Malca, alma mater de la Fundación La Nave Salinas, se quedó prendado de su trabajo en diciembre del año pasado, en la feria The New Art Dealers Alliance (NADA) de Miami. Lo explica la directora de La Nave, Alejandra Navarro, tras destacar que Beresin es la primera mujer artista que muestra su obra en el espacio expositivo de ses Salines, por el que han pasado desde 2015 KAWS, Marco Brambilla, Keith Haring, Bill Viola, Kenny Scharf y Rafa Macarrón.

Todas la obras que Beresin expone en La Nave, excepto una, están hechas específicamente para este espacio. Las pintó en Viena, donde reside y trabaja desde hace más de 40 años.

La artista húngara, en ‘Prácticas diarias de pecados capitales y otros disparates’, retrata con sentido del humor y picardía cómo ve y experimenta el mundo y la enorme complejidad de la naturaleza humana. La vida puede ser una comedia y una tragedia y así lo plasma Beresin en sus pinturas, «caricaturas» que resaltan las contradicciones de la existencia.

Sobrevivir al horror con humor

Beresin es capaz de sacar luz de las sombras y extraer belleza del dolor. Como dice ella misma, «hay que tener sentido del humor para sobrevivir al horror». Recuerda entonces la historia familiar, impresa en sus genes y en su obra. Sus padres, explica, «fueron supervivientes del Holocausto». Su madre escribió un diario cuando fue liberada de Auschwitz y fue tras su fallecimiento que Beresin pudo leerlo. Aquel episodio, que inspiró una exposición en Charim Galerie, en Viena, en 2015, supuso un cambio en su vida y en su carrera artística. Con los años, dice, cada vez se siente «más libre» para pintar lo que quiere y siente.

La creadora húngara también habla de su padre, «un gran coleccionista de arte». «Fue mi primer fan», comenta con una sonrisa Beresin, que empezó dibujar muy pronto, con apenas cinco años.

A la izquierda, la directora de La Nave, Alejandra Navarro, junto a Eva Beresin, y detrás la obra ‘The seven spiritual laws of success’. Irene Vilà Capafons

Aunque reconoce que no se le da muy bien hablar de su propio trabajo, la artista se ofrece, amable, a ejercer de guía de ‘Prácticas diarias de pecados capitales y otros disparates’ para los periodistas. La muestra reúne 16 obras realizadas este año. Son, casi todas, de grandes dimensiones. «Soy muy rápida. No hago bocetos primero sino que empiezo directamente pintando con una idea en la cabeza que luego va evolucionando según van interactuando los materiales. No corrijo nada, utilizo todo lo que ocurre sobre el lienzo», detalla.

La figura femenina está muy presente en sus coloridos cuadros tomándose a ella misma como modelo. Son autorretratos distorsionados en los que se usa a sí misma como personaje porque considera que es la única persona con la que tiene derecho a «jugar». Su rostro o su cuerpo desnudo aparecen rodeados de animales y otras criaturas surrealistas. En sus cuadros hay simios, ratas, cerdos, pájaros y seres en los que se mezclan los rasgos humanos y animales.

Beresin retrata «escenas cotidianas e íntimas» en sus trabajos, que están llenos de referencias a ilustres artistas e icónicas obras como ‘La última cena’, de Leonardo da Vinci, que versiona en varios cuadros de esta exposición. Beresin mantiene la misma composición general del cuadro de Da Vinci, pero, por ejemplo, convierte a los discípulos de Cristo en mujeres. En otra pintura, añade a la escena ratones bailando, aludiendo al cuadro ‘La danza de las ratas’, de Ferdinand van Kessel.

Hay también en esta muestra guiños al cine, como en el caso del cuadro ‘Bad digestion’, que hace alusión a la película ‘El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante’, de Peter Greenaway.

El sentido del humor se cuela no solo en los lienzos sino en los títulos de sus obras, que están plagadas de nostalgia y de recuerdos de infancia. Un ejemplo de ello es el nombre del cuadro de mayor tamaño, ‘Gullivers desperation because his Uber cancelled’, (‘La desesperación de Gulliver porque su Uber ha sido cancelado’). Es un homenaje a ‘Los viajes de Gulliver’, de Jonathan Swift, una de sus lecturas favoritas cuando era niña.

Al contemplar los cuadros de Eva Beresin, saltan a la vista cuáles son sus artistas referentes. El primero que menciona ella es Goya, al que llama, su «gran héroe».

Visitas guiadas y programa educativo

La exposición ‘Prácticas diarias de pecados capitales y otros disparates’, de Eva Beresin, estará abierta al público hasta el 28 de octubre de miércoles a domingo de 12 a 20 horas en La Nave de ses Salines. La entrada es gratuita. Las personas interesadas en una visita guiada la pueden solicitarla escribiendo un correo a ‘visita@lanave.org’. Como en ediciones pasadas, la Fundación La Nave Salinas ha programado actividades educativas para los centros escolares de Eivissa en el mes de octubre.

Compartir el artículo

stats