Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arte

La creatividad de Josep y Bonet Vallribera llena la sala Refectorio del Ayuntamiento de Ibiza

Es la primera vez que tío y sobrino exhiben conjuntamente sus obras en un espacio solo para ellos

Josep Vallribera y su sobrino, José Carlos Bonet Vallribera, ayer, durante el montaje de la exposición. | VICENT MARÍ

Hace tiempo que Josep Vallribera (Juneda, Lérida, 1937) y Josep Carles Bonet Vallribera (Sant Antoni, 1965) barajaban la idea de hacer una exposición conjunta y por fin ese deseo se ha hecho realidad. Las obras de tío y sobrino comparten espacio en la sala Refectorio del Ayuntamiento de Ibiza en una muestra que se inaugura hoy a las 20 horas y que se podrá visitar hasta el 24 de junio.

Como explican los artistas durante el montaje, ya habían coincidido en exposiciones colectivas anteriormente, pero «es la primera vez» que lo hacen ellos dos solos y, además, en una sala que les gusta especialmente y en un barrio, Dalt Vila, que le trae muchos recuerdos de infancia a Josep Vallribera. Éste comenta «que le interesa mucho» la obra de su sobrino, mientras Bonet Vallribera señala que su tío «es un referente» para él.

A pesar de que tienen estilos muy diferentes, ambos artistas admiten que «se nota» que comparten «similares principios» y que «hay una comprensión mutua en relación al mundo del arte». Las obras de tío y sobrino, a pesar de sus grandes diferencias, «casan muy bien», según sus propias palabras.

En la exposición se pueden contemplar algo menos de una decena de creaciones de Bonet Vallribera, la mayoría de 2021, aunque hay una de 2017 y otra, la más grande, que ha terminado recientemente. Se trata de una instalación, «muy estática y dinámica a la vez», realizada con madera, neones, y pintura y con metacrilato de espejo, en el que se reflejan las obras de su tío «creando un diálogo con ellas y con el propio espacio». También hay piezas del artista que «son híbridos entre escultura, instalación y pintura» y una obra, «muy geométrica», con madera y pintura en la que hace uso del neón, un elemento que tiene en común con su tío, pero que emplea de forma distinta.

«Ambos utilizamos luz, pero yo lo hago para la escritura y mi sobrino la acopla a otros materiales para completar su composición», explica Josep Vallribera . En la exposición de la sala Refectorio del Ayuntamiento de Ibiza hay tres piezas en las que utiliza neón para escribir. Además, en la muestra el creador catalán incluye una serie de nueve litografías de gran tamaño realizadas a la piedra que ha bautizado como ‘Pensando mientras miras’. Asimismo, para esta exposición Josep Vallribera ha escogido una xilografía, «que hace un poco de instalación junto a un neón que pone ‘Figura vulnerata’», y dos telas en las que emplea pintura acrílica para hacer juegos de palabras. Todos estos trabajos los ha realizado entre 2013 y este año.

El pasado mes de abril Josep y Bonet Vallribera, junto a Pep Tur, coincidieron en otra exposición, pero aquella en salas distintas en el Museo de Arte Contemporáneo Florencio de la Fuente de la localidad valenciana de Requena.

Compartir el artículo

stats