Canarias

Anulado el cese del jefe de la Guardia Civil de Tenerife por el 'caso cuarteles'

Un Juzgado Central de lo Contencioso-Administrativo de Madrid cree que la destitución del coronel Tienda no fue suficientemente motivada por parte de Interior

Coronel José María Tienda Serrano.

Coronel José María Tienda Serrano. / E.D.

Pedro Fumero

El coronel José María Tienda Serrano tendrá que ser restituido como jefe de la Comandancia Provincial de la Guardia Civil en Santa Cruz de Tenerife, según establece una sentencia del Juzgado Central de lo Contencioso-Administrativo número 7 de Madrid, en la que el magistrado-juez Eduardo Ángel Perdiguero argumenta que la resolución firmada por el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez Ruiz, el 8 de marzo de este año por la que se decretaba la destitución no estuvo motivada suficientemente para que el mando del Instituto Armado pudiera defenderse.

La sentencia está firmada el pasado 26 de octubre y no es firme, pues contra la misma cabe interponer recurso de apelación en el mismo órgano judicial en los quince días siguientes a la notificación a las partes. De esta manera, en Tenerife se produce un caso similar al del coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos, que fue cesado de la Jefatura de la Comandancia de Madrid por no informar al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, de una investigación judicial para determinar si la manifestación del 8-M en Madrid pudo contribuir a una expansión del covid-19. El Tribunal Supremo decidió tres años después que Pérez de los Cobos debía volver a ocupar el puesto de jefe de Comandancia, lo que ocurrió en el mes de julio pasado.

Casos de corrupción

El cese del coronel José María Tienda de su puesto al frente de la Comandancia se produjo en plena efervescencia de dos casos de corrupción. El primero fue el caso Mediador, en el que se investigan los presuntos pagos realizados por empresarios a expolíticos del PSOE, a un intermediario y al general de División de la Guardia Civil Francisco Espinosa Navas a cambio de beneficios para sus sociedades mercantiles.

Y el segundo fue el denominado caso Cuarteles, por el que se investiga a un empresario canario, Ángel Ramón Tejera de León, conocido como Mon , y a mandos de la Guardia Civil por los numerosos encargos y concesiones que recibió el constructor por efectuar, a veces de forma parcial o defectuosa, trabajos de reformas o mantenimiento en casas cuartel e instalaciones del instituto armado.

El coronel Tienda Serrano aparece en una conversación con el general Espinosa Navas, en la investigación del caso Mediador, en la que hablan de un «primo». A falta de poder confirmarlo, una de las sospechas de Asuntos Internos de la Guardia Civil es que ambos se referían a Tejera de León.

En la investigación del caso Cuarteles, asuntos internos incluye obras que el empresario Mon realizó en dependencias del Instituto Armado en la provincia de Santa Cruz de Tenerife entre 2014 y 2021, la mayoría por adjudicaciones directas. En otras contrataciones su competidor en el concurso de adjudicación de los trabajos era un socio. Ángel Ramón Tejera de León es el nexo entre ambos asuntos de corrupción: el caso Mediador y el caso Cuarteles.

Sin embargo, hasta el momento no consta que José María Tienda Serrano haya sido llamado a declarar como investigado en ninguno de esos asuntos.

Recurso de alzada

A raíz de que fuera cesado el 8 de marzo pasado, el coronel Tienda presentó un recurso de alzada ante el Ministerio del Interior, que fue desestimado el 25 de mayo. El exjefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Santa Cruz de Tenerife decidió entonces plantear un recurso contencioso-administrativo. Tienda Serrano fundamentó su demanda en que, para su destitución, no se siguió el procedimiento legal establecido, no hubo motivación y existió desviación de poder.

El abogado del Estado se opuso al recurso y pidió la confirmación de la resolución del Ministerio del Interior, con los argumentos de que la Jefatura de Comandancia es un puesto de libre designación, «por lo que se puede cesar por pérdida de confianza por comportamiento no ejemplar».

En su escrito, la Abogacía del Estado expone que hubo una «motivación sucinta» en la resolución del cese de Tienda, por lo que no se produjo indefensión para el coronel. También rechazó que existiera desviación de poder, pues no se explica cuál es el fin distinto que se buscaba con el cese de Tienda.

El magistrado-juez Eduardo Ángel Perdiguero expone que la sentencia 1183/2022 del 27 de septiembre del Tribunal Supremo, recoge que «el marco jurídico de la Guardia Civil no impide, sino que confirma, la aplicación de nuestra doctrina sobre la motivación de los actos discrecionales en general, y de los que se concretan en el cese en puestos a los que se accedió por el sistema de libre designación en la Guardia Civil».

Recuerda el magistrado que la jurisprudencia del Tribunal Supremo exige no sólo una motivación formal, sino que esta «no sea vaga, imprecisa o rituaria». Además, apunta que debe «expresar las razones por las que la confianza personal para el desempeño del puesto ha decaído y las razones por las que ya no se reúnen las condiciones para seguir desempeñando el puesto discrecional».

En el fallo se recuerda que en el informe emitido por el Servicio de Recursos Humanos de la Dirección General de la Guardia Civil el cese deriva de la pérdida de confianza por «comportamiento no ejemplar». «Esta fórmula general no se concreta en hechos individualizados que permitan al recurrente defenderse de los mismos y, por tanto, del cese», aclara la sentencia.

Ante esas circunstancias, el juez determina que la resolución del Ministerio del Interior no está suficientemente motivada, por lo que debe ser anulada y, de esta manera, estima el recurso contencioso-administrativo formulado por el coronel José María Tienda Serrano.

Las costas del proceso son impuestas al Ministerio del Interior, en br al artículo 139.1 de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa.

Retribuciones

El fallo del Juzgado declara el derecho del coronel José María Tienda a reingresar en el puesto del que fue cesado, jefe de la Comandancia de Santa Cruz de Tenerife, y a que se le paguen las diferencias retributivas dejadas de cobrar desde la fecha en que se hizo efectivo el cese.

Tienda accedió a la Jefatura de la Comandancia Provincial de Santa Cruz de Tenerife en 2012. Poco antes de que se decretara su cese en marzo, había solicitado un cambio de destino a un puesto de inferior categoría, a la Zona de la Plana Mayor, donde no hubiera tenido responsabilidades, ni mandos a su cargo, por lo que hubiese estado totalmente relegado de su actividad principal.

Parte de la carrera del coronel Tienda en la Guardia Civil estuvo vinculada a la Unidad de Helicópteros (UHEL) y en sus once años como jefe de la Comandancia de Provincial de Santa Cruz de Tenerife se caracterizó por su discreción.