Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

El agente de la UCO que hizo el informe del centro de llamadas: "Hubo amaño en el ‘call center’ de Imelsa"

Alfonso Rus sobre las 11.000 llamadas que perdió el servicio: «Eso se debe a que alguien ha llamado 11.000 veces»

El expresidente de la Diputación de València, Alfonso Rus y Marcos Benavent, el primer día del juicio del caso taula por el "call center". MIGUEL ÁNGEL MONTESINOS

"Hubo amaño en la adjudicación del ‘call center’ de Imelsa", confirmó ayer categórico el agente del grupo de delitos económicos de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil que elaboró el informe sobre el contrato del centro de llamadas tributario que ganó la empresa Servimun. "El amaño se produce porque existe connivencia que afecta a todas las fases del contrato. Y hay personas que participan en todas ellas: Salvador Deusa y Ricardo de Ángel", declaró el responsable de la UCO a preguntas del Fiscal Anticorrupción del caso Taula

La clave de este presunto amaño estuvo en que "Servimun hizo ofertas muy por encima del mercado, con cifras anormales respecto al resto de licitadores. Y lo hicieron porque nadie iba a controlar si cumplían lo que ofrecían. Por ejemplo ofertar 15 teleoperadores en lugar de las 8 que contrataron; o las 12.000 horas de formación anual cuando el resto ofrecían 3.000 horas, y que acabó pagando Imelsa. O los 1,5 millones de llamadas e intervenciones de media cuando el resto ofrecían 548.000 llamadas", detalló el agente de la UCO. Así que Servimun ganó el contrato del call center "con la máxima puntuación que se ejecutó con deficiencias"

El agente de la UCO que declaró ayer también indagó sobre el incremento patrimonial del empresario Mariano López y su relación con Servimun que negó tajantemente cuando declaró ante la Guardia Civil

Según explicó el agente, Mariano López "representaba a la empresa en reuniones informales y participa en un lucro importante. Primero a través de una cuenta a nombre de su mujer y después a través de la empresa Técnicas legales administrativas (TLA)", que López puso a nombre de su cuñada. Por esta "mediación", López recibió de Servimun un total de 198.835,48 euros. 

"A vore que fem"

Cuando Imelsa comunicó al propietario de Servimun, Fernando Palomares, el cese del contrato éste lo reenvió a Mariano López con el mensaje: "A vore qué fem", que el agente de la UCO reprodujo en un perfecto valenciano, aunque su origen es andaluz. El "tono y el contenido de ese correo se parece mucho a la carta aparecida en el despacho del abogado de Marcos Benavent" y que los agentes creen que escribió Mariano López dirigida a Alfonso Rus, con el encabezamiento "estimado Alfonso" que acababa con una velada amenaza para evitar el cierre del "call center". 

La UCO también confirmó el cruce de llamadas entre Mariano López y Alfonso Rus, Salvador Deusa, Toni Gaspar y José Manuel Orengo, para intentar evitar el cese de la actividad del call center, lo que demuestra las buenas conexiones que el empresario de Xàtiva tenía con la administración de la institución provincial

En la jornada de ayer también declaró como testigo la exresponsable de «gestión de personas» de Imelsa, Maria Escrihuela, pendiente de sentencia en la pieza de los zombis del caso Taula, que fue nombrada responsable del contrato del call center cuando su antecesor, el funcionario Salvador Deusa juzgado en esta causa, fue ascendido en la Diputación de València. Escrihuela advirtió de las deficiencias en la ejecución del contrato del call center que desoyeron los máximos responsables de Imelsa y la Diputación de Valencia. Un ejemplo. En una reunión con Alfonso Rus, Marcos Benavent, Emilio Llopis y Román Ceballos, Escrihuela expuso un estadillo con las 11.000 llamadas perdidas y no atendidas en el ‘call center’. A lo que Alfonso Rus respondió que "igual era la misma persona que llamaba 11.000 veces".  

Compartir el artículo

stats