Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Comunidad Valenciana

La exdirectora de la Mujer confirma que los actos con la Gürtel los proponía la consellera Alicia de Miguel

"Hacían todos los actos, no me dejaban participar en nada. Surgía de la conselleria, de Alicia de Miguel y su gabinete", declara en el juicio Clara Abellán

La exconsellera de Bienestar Social, Alicia de Miguel, en su declaración como acusada en el juicio de la trama Gürtel. L.B.B.

La exdirectora general de la Mujer desde 1999 hasta julio de 2007, Clara Abellán, confirmó ayer que los actos organizados por Orange Market, la sucursal valenciana de la Gürtel, "surgían de la Conselleria [de Bienestar Social], de Alicia de Miguel y su gabinete". Abellán fue una de los ocho testigos que declararon ayer en el juicio de los contratos menores de la trama Gürtel. 

Se trata de la última pieza valenciana que se juzga desde el 23 de enero a trompicones debido a problemas con las salas y las huelgas de los funcionarios de justicia, que afecta sobre todo a Madrid. De hecho, la previsión inicial es que el juicio debía haber acabado ayer 23 de mayo aunque las sesiones se han prorrogado hasta el próximo 31 de julio. En la vista se juzga al expresidente de la Generalitat, Francisco Camps, y veinticinco personas más por los 1,8 millones pagados a la trama Gürtel por cuatro conselleries y cinco empresas públicas en contratos menores a 12.000 euros entre 2004 y 2009.

Abellán no ocultó su malestar ante el tribunal de la Audiencia Nacional con la "Fundación Tolerancia Cero" supuesta organizadora de los dos eventos organizados por Orange Market para la Conselleria de Bienestar Social.  "La fundación me sentaba mal que estuviera porque me solapaba el trabajo. Estaba disgustada", admitió. 

De hecho la dirección general de la Mujer no organizó pero sí pagó el acto "Tolerancia O" celebrado el 6 de marzo de 2006 para presentar el plan de medidas de la Generalitat para combatir la violencia de género, abonado en dos facturas de 11.560 € y 9.392 €. Y el acto "Punto final" celebrado el 25 de enero de 2007, que costó 11.985 € más 11.774,11€ (la cifra es relevante porque el contrato menor entonces eran los inferiores a 12.000 €).

El expresidente de la Generalitat, Francisco Camps, acude a la Audiencia Nacional donde se celebra el último juicio de la trama Gürtel. EP

"Hacían todos los actos, no me dejaban participar en nada. Surgía de la conselleria, de Alicia de Miguel y su gabinete". Y, aunque se pagaba con cargo a los presupuestos de la dirección general de la Mujer, "hay actos que ni me invitaban. En el del 6 de marzo, que estaba ingresada en el hospital, ni me nombraron. Y en el de enero no tenía ni sitio. Se levantó una persona de una asociación de mujeres porque no me habían guardado ni sitio". Antes de que entrara en acción Orange Market, la exdirectora general de la Mujer aseguró que "no hacíamos actos grandes. Eran más sencillos. Dábamos charlas. Y el 8 de marzo unos premios que sólo costaban el desplazamiento de los premiados". No obstante, a preguntas de la abogada de Alicia de Miguel, la letrada Asunción Quinzá, la testigo Clara Abellán declaro que "nunca" recibió orden de contratar a "alguien en concreto".

Más declaraciones

Otro funcionario de la Conselleria de Bienestar Social, J. J. M. V., que trabajaba en coordinación administrativa en los años 2006 y 2007 y sigue trabajando en la dirección general de la Mujer confirmó que las cuatro facturas pagadas a Orange Market "llegaron con posterioridad al al evento" y por empresas que nunca habían trabajado para el departamento. El trabajador público confirmó que la tramitación y pago de estas cuatro facturas fue "una irregularidad administrativa" que él tramitó por orden de la directora general. "Me dijo prepáralo que lo firmo yo. Si hubiera tenido que firmarlo yo, no lo hubiera firmado", declaró. Aunque el funcionario desconocía quién ordenó a la directora general tramitar el pago de las cuatro facturas, a pesar de que no había participado en la organización de los eventos.

También declaró M. R. S. P., gerente de la Fundación "Tolerancia Cero", creada en 2006 y que se desmarcó completamente de la organización de los dos actos. "No tuve nada que ver. Conocí a Alvaro Pérez (El Bigotes) en una reunión en la Conselleria de Bienestar Social, a la que me convocó el jefe de gabinete". Sobre los dos eventos aseguró que "no intervine ni tuve nada que ver. Sé que con Orange Market no tuvimos ningún contrato ni organizamos nada", declaró. Tampoco recordaba de quien fue la idea de contratar a Orange Market para organizar los eventos. "No sé de quien fue la idea, si de ella [la consellera Alicia de Miguel] o de su gabinete. Quien se puso en contacto conmigo fue su jefe de gabinete", juzgado en esta causa y que ha reconocido los hechos.

Por último, el abogado y excolaborador de la trama Gürtel, condenado en otra pieza separada del caso, César M. M., confirmó en su declaración como testigo que el empresario Francisco Correa le contó en varias ocasiones que había mandado a Álvaro Pérez a València para aprovechar la relación de "amistad" que tenía con Francisco Camps e introducirse en la administración valenciana, la tesis que defiende la Fiscalía Anticorrupción.

Compartir el artículo

stats