El Juzgado de Instrucción número 13 de Valencia también ha acogido este miércoles la comparecencia voluntaria de las tres hijas del matrimonio formado por Asunción Barberá y el abogado José María Corbín, investigadas en la causa y que han pedido declarar de forma voluntaria. Las tres hermanas y sobrinas de la alcaldesa de Valencia de 1991 a 2015, Rita Barberá, han declinado hacer declaraciones tanto a su llegada como a la salida de la Ciudad de la Justicia, donde ha finalizado su comparecencia hace diez minutos.

Ante los responsables del caso Azud han justificado la adquisición de varias viviendas, dos de ellas de protección oficial, gracias a la donación de un premio de lotería que ganó su padre, el abogado José María Corbín. Los investigadores del caso Azud achacan estos ingresos que les permitieron adquirir las viviendas al cobro de presuntas comisiones por parte de contratistas del Ayuntamiento de València que realizan ingresos habituales. De hecho, fue la abultada facturación que declaraba su despacho, Corbín Abogados SL, la que está en el inicio del caso Azud. El despacho de Corbín ingresó más de 5 millones de euros en el periodo 2006-2015 pero sólo acreditó gastos en la empresa por 681.784 euros, un 13% de los ingresos, a pesar de que la mercantil sólo llegó a un máximo de tres trabajadores en 2007 y 2008.

En la causa sí que consta que en el año 2006 Corbín ingresó 360.000 euros en cinco fondos de inversión de Bancaja/Bankia, aunque pudo acreditar que se trataba de un premio de lotería Navidad de la falla Montortal-Torrefiel, cantidad que "no se encuentra sujeta al impuesto de la renta de las personas físicas (IRPF)".