El 2023 está siendo un año movido para la Dirección General de Tráfico (DGT) y los conductores por la cantidad de cambios que introdujo la nueva Ley de Tráfico en 2022. La DGT ya ha publicitado los cambios normativos que han entrado en vigor en los primeros meses del año pasado, así como la nueva norma para pasar la ITV en nuestros vehículos.

El ente que dirige Pere Navarro tiene entre ceja y ceja bajar drásticamente la cifra de accidentes en las carreteras españolas, ya que 2021 fue un gran año en cuanto a números de siniestros fatales en España, todo y que 2020 estuvo marcado por la pandemia.

Las autopistas y las autovías en España cada vez son más seguras y en los datos del último año se refleja ese notable descenso de las muertes. No obstante todavía quedan ítems por resolver como por ejemplo, en mayor medida para vehículos pesados, los famosos puntos muertos.

Europa propone una retirada masiva de carnets de conducir

La Unión Europea ha detectado un dato que le preocupa y mucho: alrededor del 40% de los conductores que son pillados cometiendo una infracción evitan pagar la multa y se van de rositas. Una cifra muy alta que pone en duda la eficacia de las normas de tráfico para velar por la seguridad vial.

Es por ello que desde Bruselas se está proponiendo a los estados miembros una forma alternativa y mucho más dura de castigar a los infractores. Ésta consiste en retirar el carnet de conducir en caso de infracción grave de tráfico para primar la seguridad vial y concienciar a los conductores.