Un piso en Ibiza por 3.000 euros al mes con la cocina y el baño de 'Cuéntame'

En la isla se piden cantidades muy altas de dinero por inmuebles donde se ha invertido muy poco dinero en renovarlos

V.A.

El metro cuadrado de vivienda en alquiler se cotiza cada vez más alto en Ibiza. El precio de una vivienda no baja de los más de 1.000 euros por habitación durante la temporada debido a la problemática habitacional que sufre la isla.

Es tal la situación que completar las plantillas en verano es un verdadero quebradero de cabeza para muchos empresarios.

Los precios se han disparado de tal manera que compartir casa ya no es una opción sino una necesidad, incluso para familias con hijos.

Inmuebles sin reformar

Algo que también caracteriza el alquiler en Ibiza es que se piden cantidades muy altas de dinero por inmuebles donde se ha invertido muy poco en renovarlos a lo largo de los años, porque es fácil alquilar en un lugar donde hay falta de vivienda.

Este es el caso de una vivienda que se anuncia en el portal inmobiliario Idealista por 3.000 euros al mes donde la cocina y el baño tienen los mismos años, probablemente, que el año de construcción de edificio.

En las imágenes puede verse una cocina de obra, pero no de estas rústicas que aparecen en las revistas de decoración, sino una de la época de la longeva serie de TVE 'Cuéntame'. Los muebles son de color azul, tienen una pila de mármol y los azulejos amarillos. El grifo de la pila, cuyas tuberías pueden verse al aire, sale de la pared, en vez de la mesa como suele ser común en las cocinas más modernas. Y nada de monomando. Cabe destacar también un cable colgando con el casquillo de una bombilla en el otro lado de la cocina.

Respecto al baño, cuenta con ese mismo pequeño azulejo cuadrado de la cocina pero de color rosa, algo que deja entrever que esta estancia tampoco ha tenido reformas recientes.

Nos obstante, el arrendador sí que ha invertido en muebles nuevos para el resto de estancias, con colchones, armarios, mesas, sillas y sofás para una vivienda de más de cien metros cuadrados con vistas a Dalt Vila.

La vivienda es alquilada por una inmobiliaria y sólo para la temporada de verano.

Se da la circunstancia de que en el mismo portal inmobiliario se encuentra un anuncio de un piso de similares características, misma calle y mismas habitaciones, por 1.600 euros, casi la mitad de lo que piden por esta otra vivienda. Es algo más pequeño (76 metros cuadrados), pero cuenta con garaje y baño reformado.

Baleares cerró 2022 con un precio del piso de alquiler de 13,85 euros el metro cuadrado, el más alto de todo el país, según el informe anual de pisos.com. Por ello, el Govern prevé que la totalidad de las localidades de Baleares sean declaradas zonas tensionadas, lo que supondrá que quedarán afectadas por la nueva ley de vivienda que, entre otros términos, supondrá una limitación de la subida de los precios de alquiler.