Carnaval en Sant Josep: Una rúa comprometida con las causas sociales

Los mensajes a favor del medio ambiente o en contra de la falta de trabajadores protagonizan el desfile de Carnaval de Sant Josep

La lucha de las personas con diversidad funcional también se hace escuchar

Vídeo: Así ha sido la rúa de Sant Josep

Toni Escandell

Toni Escandell Tur

Toni Escandell Tur

Carnaval. Las reivindicaciones medioambientales y sociales aportan en Sant Josep el imprescindible toque crítico de cualquier rúa de Carnaval. Una cita que reúne a más de mil personas con mensajes a favor de la protección de ses Salines, de la inclusión o en contra de la falta de recursos, personal y vivienda asequible.

Protección del medio ambiente, literatura y nuevas tecnologías, la emergencia habitacional o la inclusión de las personas con diversidad funcional son algunas de las temáticas protagonistas de la rúa de Carnaval en Sant Josep.

El desfile comienza alrededor de las 11.30 horas de este sábado en la avenida Diputat Josep Ribas y termina al lado de la sede consistorial. Hay tiempo para bailar y reír en familia y entre amigos, pero también para reivindicar, como en todo carnaval que se precie.

Una rúa comprometida con las causas sociales |

Familias del colegio L’Urgell vestidos de ‘smartphones’ con logos de aplicaciones y emoticonos. / TONI ESCOBAR

No tardan en verse algunos mensajes de concienciación. Quienes encabezan el desfile son los alumnos de la escuela jordiera Can Guerxo, acompañados de madres, padres y profesorado. Casi todos ellos, disfrazados de flamencos. En el vehículo que les guía puede leerse ‘L’escola més salada’ o ‘Som un poble saliner, cuidam ses Salines’ en los carteles. Otros de este mismo grupo imitan a los trabajadores de la sal al portar sobre sus cabezas un capazo bien cargado. «Ses Salines es un Parque Natural, pero la gente se lo toma como un parque de recreo y las aves tienen miedo y no pueden acabar de anidar», comenta Ana Recio, integrante de la directiva de la asociación de familias del centro y una de las flamencas del grupo.

«Nos sobran uniformes, nos falta personal», o «¿Cómo voy a trabajar si no encuentro casa?», son algunos lemas del colegio ses Planes

También explica que, en la carroza propiamente dicha, han colocado «toda una reserva de animales protegidos: la garza real, la titineta,... Un poco de todas las especies del Parque Natural».

Falta de personal y recursos

Las familias del colegio Ses Planes tampoco se quedan atrás y, bajo el nombre ‘Els retall-ables’, se han vestido con uniformes de diferentes profesiones hechos con recortables. En algunas pancartas denuncian la falta de recursos y de vivienda a un precio asequible: «Sin PT [profesor de Pedagogía Terapéutica] y ATE [Auxiliar Técnico Educativo], nuestros hijos no llegan al nivel», «Nos sobran uniformes, nos falta personal», «¿Cómo voy a trabajar si no puedo encontrar casa?».

Una rúa comprometida con las causas sociales

Miembros de la comparsa de la asociación de vecinos es Pratet. / TONI ESCOBAR

«Los recortes afectan tanto a adultos como a niños, así que hemos querido jugar con ese doble sentido por lo que sucede en la isla. A la vez, los recortables nos recuerdan a lo que jugábamos cuando éramos niños», apunta Azahara Delgado, de la Amipa. Nieves Espinosa, otra integrante de dicha asociación, agradece el apoyo de padres y profesores a la hora de montar «todo esto».

Adicción a las pantallas

Tampoco podía faltar la tensión entre los libros y las pantallas. Una temática que tratan las familias de L’Urgell. Padres e hijos van disfrazados de smartphones: visten ropa negra y encima llevan pegados logos de distintas aplicaciones móviles como Facebook, TikTok o Google (o algunos emoticonos) y, a su vez, muchos de ellos llevan un móvil o tablet en las manos. Los participantes aluden a nuestra adicción a las pantallas al estar todo el rato posando para tomarse fotos o haciendo evidente que no levantan la cabeza del aparato. Para contraponer ambos mundos, estos disfraces se mezclan con los de algunos personajes literarios: Alicia en el País de las Maravillas, Peter Pan, Campanilla o Mafalda.

Una rúa comprometida con las causas sociales

Un cartel de Ibiza In con el lema ‘Derribando barreras, construint inclusió’. / TONI ESCOBAR

«Hay que aprovechar cualquier ocasión para reivindicar y Carnaval es una muy buena oportunidad para ello», expresa, por otra parte, Susana Ribas, secretaria de Ibiza In. Una entidad que trabaja por la inclusión de las personas con diversidad funcional y que participa en esta rúa bajo el lema ‘derribando barreras, construyendo inclusión’. Van equipados con sus cascos, su chaleco reflectante y material de obra variado. «Hemos estado un buen par de semanas preparando esto. Hemos hecho unos cascos grandes y vistosos y hemos montado una excavadora, un par de grúas de demolición... con cajas, cartones... También hemos traído carretillas, un poco de todo», relata Ribas. Mucho trabajo, pero por una buena causa.

Una rúa comprometida con las causas sociales

Recreación de un parchís con un dado enorme. / TONI ESCOBAR

Además, en el carnaval siempre acaban haciéndose hueco los personajes estrella del momento, y este año es, sin duda, Barbie, que va dentro de una gran caja que lleva su nombre.

Mucho trabajo previo

En el colegio Sant Jordi han optado por una temática de fantasía y a la vista está que sus trajes también han requerido de mucho esfuerzo. Han estado con ello prácticamente un mes. Van disfrazados de unicornios, magos, hadas o dragones. Había que repartir material, confeccionarlo todo y enseñar la coreografía, tal y como explica Antonia Blanes, madre de Lluc, uno de los alumnos. Ambos acuden junto con el padre, Bartomeu Riera, quien cuenta que esta es ya la segunda vez que participan en la rúa con el colegio: «Hay mucho trabajo detrás para hacer los patrones, involucrar a la gente, comprar material...». Blanes detalla que han usado fieltro, goma eva, cartón, cartulinas, papel... Todo lo han preparado o bien en casa o en talleres vespertinos en la escuela.

Comparsa escolar

1 (800 euros): Jocs Reunits (Apima Can Raspalls)

2 (400 euros): Vedraventures: viatgem pel món (Escola Infantil es Vedranell)

3 (250 euros): Els retallables de ses Planes

4 (150 euros): Es més dolçets (Escola Infantil Cala de Bou)

Carroza escolar

1 (900 euros): Mai deixis de somiar (Apima Sant Jordi)

2 (600 euros): Hi havia una vegada la fi dels llibres (Apima L'Urgell)

3 (300 euros): Can Guerxo, l'escola més salada (Apima Can Guerxo)

Comparsa general

1 (800 euros): Asociación de vecinos Es Pratet

2 (500 euros): Ibiza In: Derribando barreras, construint inclusió

Carroza general

1 (900 euros): Grans dimonis (Club de Majors de Sant Jordi)

Individual o minigrupo

1 (250 euros): Famili Elmer (Juan Ramón Planells)

2 (150 euros): Bala de palla (Izan Martínez Planells)