Un «rey mago» ciclista en Ibiza por una buena causa

La ONG Proyecto Juntos y los ciclistas pitiusos Efrén Fernández y Toño Stihl organizan una doble vuelta ciclista a Ibiza benéfica para decorar Can Misses y que sea un lugar más amable para los niños

Solidaridad. El ciclista Efrén Fernández explica que al terminar una vuelta a Ibiza se suele proponer, en broma, hacer una segunda ronda. Él ayer lo hizo posible gracias a la organización, junto con Toño Stihl y la ONG Proyecto Juntos, de un evento deportivo benéfico para decorar la Unidad de Hospitalización de Pediatría y del Área de Urgencias Pediátricas de Can Misses. Las nubes amenazaron la jornada, pero finalmente pudo celebrarse con normalidad.

Los ciclistas de Ibiza Efrén Fernández y Toño Stihl se conocieron a través de Instagram. A Fernández le cautivó la capacidad de superación de su ahora amigo, que es paciente oncológico y ha alcanzado una importante notoriedad a través de las redes sociales y los medios con su historia personal y los retos deportivos con fines benéficos que ha ido organizando. Ahora que Stihl no puede continuar ejerciendo como ciclista, Fernández ha recogido el guante.

Un «rey mago» ciclista por una buena causa | FOTOS DE TONI ESCOBAR

Animación infantil este viernes en el Passeig de ses Fonts. / TONI ESCOBAR

«Vi a Toño cuando hizo el Everesting Challenge [subir sa Cala de Sant Vicent 37 veces]. Me llamó la atención que lo llevó a cabo después de salir del cáncer. Volvió a caer en la enfermedad y, al salir, sin poder ingerir comida, realizó otro reto. Fue dar una vuelta a la isla en bicicleta, sin poder comer nada sólido», cuenta Fernández a este diario en el Passeig de ses Fonts de Sant Antoni, justo después de terminar su primera vuelta a la isla. Y es que ayer este ciclista dio dos vueltas enteras a Ibiza (en ambos sentidos y en un mismo día) en un evento deportivo organizado por ambos ciclistas y la ONG Proyecto Juntos, con la colaboración del Ayuntamiento.

Todo lo recaudado (la cantidad exacta se dará a conocer hoy) irá destinado a redecorar la Unidad de Hospitalización de Pediatría y del Área de Urgencias Pediátricas del Hospital Can Misses. Este viernes se recaudaron fondos a través de los dorsales, de donaciones en las urnas habilitadas en las actividades infantiles que se organizaron en Sant Antoni y también a través de donaciones online en la página web de Proyecto Juntos. El objetivo es que la decoración de dichos espacios hospitalarios recree una galaxia, de ahí el nombre de ‘Doble volta galàctica a Eivissa’.

Stihl, profundamente agradecido: «Para mí, Efrén es como mi rey mago. Me está dando mucha vida»

«Toño tuvo que vender sus bicicletas y quise intentar seguir con su legado de retos», añade Fernández antes de ir a cambiarse para iniciar la segunda vuelta a la isla. El punto de salida de ambas fue el Passeig de ses Fonts y estaba previsto que terminase en el mismo punto hacia las 21.30 horas, tras 330 kilómetros y más de 5.000 metros de desnivel.

Stihl, uno de los principales organizadores de la Volta, avanza este viernes por la mañana que las donaciones están funcionando bien, por lo que se muestra esperanzado con que la cifra final sea óptima. «Iniciativas como esta ayudan bastante, cuanto más te van ayudando, más vida te dan. Para mí, como digo a todo el mundo, Efrén es como mi rey mago. Está haciendo esto por mí y me está dando mucha más vida de la que tengo yo», subraya en conversación con este diario.

Pedalear para «dar esperanza»

«Sin conocer a Toño, siempre pensé en hablar con él. Mi mujer ya colaboraba como voluntaria con Proyecto Juntos en el hospital y cuando quise unir a la ONG con Toño vi que él ya había hecho retos para Proyecto Juntos. Se alineó todo», cuenta Fernández.

Aunque lo suyo es el deporte de competición, en esta ocasión el objetivo es «dar esperanza a la gente» y trasladar que «de todo se puede salir», de manera que el deporte sea una herramienta social para ayudar y «un reto personal a todos los niveles».

Raúl Manzano, uno de los participantes.

Raúl Manzano, uno de los participantes. / T.ESCANDELL.

Yasmina Delgado, mujer de Efrén, se cuenta entre los seis voluntarios —aproximadamente— de Proyecto Juntos que este viernes por la mañana se encuentran en este paseo (también sus hijos Lucas y Olivia): «Efrén va en bicicleta y Toño detrás en coche, donde lleva ropa, luces y comida», detalla Delgado.

Este viernes Fernández comenzó el recorrido a las seis de la mañana, siendo aún de noche, y acompañado del ciclista Raúl Manzano. Con el paso de las horas fueron uniéndose más ciclistas, hasta superar la decena ya por la mañana. «Tocaba estar aquí cooperando. He venido con mi familia e intentaré seguir a Efrén hasta el final», explica Manzano, que suele competir en la isla.

Marilina Juan Colomar y su hija Natalia participan en la feria.

Marilina Juan Colomar y su hija Natalia participan en la feria. / T.ESCANDELL.

Marilina Juan Colomar, vecina del pueblo, ha venido con su hija Natalia de seis años: «He visto el cartel y me ha parecido muy interesante, una idea muy necesaria. Los niños son lo principal de las familias y esto es algo necesario, porque la salud es lo primero».

«Una causa muy necesaria»

«Yo ya he donado y espero que todo el mundo ayude, porque esta es una causa muy necesaria», agrega esta madre justo después de que su hija haya terminado una sesión de photocall navideño con la fotógrafa Cristina Dao. Y es que ayer había una serie de actividades en el Passeig de ses Fonts para las que, al participar, había que aportar un donativo. Hubo animación y juegos con Kairos, con Cachirulo y sus amigos y con Del Blanco Producciones Kids, así como pintacaras con la maquilladora artística Maggi.

Otra de las participantes, Alba, destaca que es «muy importante concienciar a la gente» y aprovechar oportunidades como esta para «dar visibilidad». Ha venido acompañada de una amiga que ejerce como pediatra, que destaca: «Cuando los niños están ingresados, el ambiente les influye mucho. Que tengan la suerte de estar en una planta acondicionada y bien es muy importante».

Este evento también sirve para difundir y recordar la labor de Proyecto Juntos para «mejorar la calidad de vida de los niños hospitalizados a través del humor, la risa y la fantasía», tal y como resume la propia ONG en redes sociales. Yésica Ramírez ha acudido a esta feria de Sant Antoni con su marido, Lorenzo Dorigati, y los pequeños de la casa. «Es bastante crudo estar en un hospital, y si se les hace más amable a los niños y a los padres, pues me parece genial», valora Ramírez.

Manuel y Efrén Fernández, padre e hijo juntos en la vuelta solidaria.

Manuel y Efrén Fernández, padre e hijo juntos en la vuelta solidaria. / T.ESCANDELL.

Por otro lado, sobre el recorrido de la vuelta, Fernández comenta que no es nada fácil: «Es duro, muy escarpado, sobre todo en el norte de la isla. De ses Salines hacia Sant Antoni ha habido mucho viento, que es muy molesto. Pero bueno, he ido en compañía todo el rato, así que estoy muy contento».

De hecho, parte del recorrido lo ha hecho de la mano de su padre, Manuel Fernández: «Soy ciclista aficionado, participo en las competiciones a nivel local. Esta iniciativa me parece digna de admirar. Estoy muy orgulloso de lo que están haciendo [su hijo y su nuera] y les voy a apoyar en todo lo que pueda».

Efrén Fernández y Toño Stihl se dan la mano tras la primera vuelta a la isla.

Efrén Fernández y Toño Stihl se dan la mano tras la primera vuelta a la isla. / T.ESCANDELL