Día Internacional de las Personas con Discapacidades

Para «normalizar la diferencia» en Ibiza

El Langui, ocho de los protagonistas de ‘CampeoneX’, la actuación del Club de Gimnasia Rítmica es Vedrà, una fiesta flower power y una decena de estands en la celebración en el Recinto Ferial del Día Internacional de las Personas con Discapacidades

«La sociedad está cambiando, como demuestra el éxito de ‘CampeoneX’», señaló Ángel Medina Melero, uno de los actores de esa película, en la inauguración de los actos del Día Internacional de las Personas con Discapacidades (en el letrero borraron el «dis»), celebrado ayer por la tarde en el Recinto Ferial. Se empieza a «normalizar la diferencia», algo que antes de ese filme «era impensable», añadió luego Sergio Olmos, otro de los ocho actores de ese éxito cinematográfico presentes en el acto.

Estand del Síndrome KBG. |

Estand del Síndrome KBG. | / José Miguel L.Romero

El presidente del Consell, Vicent Marí, se dirigió al grupo de intérpretes durante su discurso inaugural: «Habéis derribado muros y roto barreras para normalizar este mundo». Marí señaló que «una sociedad inclusiva es aquella en la que todos tienen cabida». Por eso, la institución que dirige invierte «el máximo esfuerzo en garantizar a esas personas que tengan más derechos y más autonomía personal». Por ejemplo, mediante conciertos sociales para «dignificar el trabajo que hacen».

Actuación de las cinco niñas del Club de Gimnasia Rítmica es Vedrà. | FOTOS: VICENT MARÍ

Asistentes al acto. / V.M.

Antonella Greco, psicóloga y coordinadora de Apfem (Asociación pro salud mental y niños con autismo), con estand en el recinto, cree que esos conciertos son «un paso de calidad». El pasado Consell Executiu aprobó los dos primeros del Consell para dar servicios de promoción de la autonomía personal y ocupacional, que además irán acompañados de una vivienda supervisada (siete plazas) «en la que ya podrán entrar en enero», según Greco. Actualmente, Apfem Aktua da trabajo a un centenar de personas en nueve servicios públicos, a los que se añadirán esos dos del Consell: «Esta es la verdadera inclusión: generar apoyos y respeto, demostrar que pueden hacerlo todo con calidad». Por ejemplo, en el bar de Can Ventosa: «Nuestros chicos tienen nómina. Eso es reconocer derechos», añade. Sus exquisitos caterings son otra prueba de su calidad.

Estand de Amadiba. | V.M.

Los actores de 'CampeoneX' / V.M.

Tras el discurso de Vicent Marí, cinco niñas del Club de Gimnasia Rítmica es Vedrà salieron al escenario, entre ellas Aida, la hija de Emma Torres, que desde que llegó a esa entidad deportiva se propuso dar cabida aniños con diversidad funcional. Aida es la única, de momento, del club, pero reservan plazas para aquellos pequeños a los que en otros deportes «les cierran el acceso en cuanto saben» que tienen alguna discapacidad. Bastaba ver las piruetas de Aida para darse cuenta de sus grandes capacidades. Como dijo José Boto, presentador del acto, «todos somos iguales, cada uno tiene su capacidad».

Discurso de los actores de ‘CampeoneX’. | V.M.

Estand de Amadiba. / V.M.

El Recinto Ferial albergó ayer a una decena de entidades del tercer sector (asociaciones privadas no lucrativas). Por ejemplo, Un Mar de Posibilidades, que llevó al recinto una silla anfibia. Media docena de monitores enseñaron a los asistentes las actividades con las que suelen jugar en la arena de la playa.

«Informar y dar visibilidad». Es el objetivo que ayer tenía la asocición de Síndrome KBG, según Samuel Parra, padre de uno de los dos niños que hay en Ibiza con esta enfermedad, calificada como la más rara entre las raras: «En España sólo hay 80 casos», detalla Parra, que destaca la importancia de dar a conocer a la gente que este síndrome existe, especialmente a los medicos de cabecera y pediatras. Su diagnóstico no es sencillo y suele requerir muchos análisis.

«La gente tiene miedo porque no sabe cómo tratarles»

«El significado del término inclusión está pervertido», comenta Susana Ribas, secretaria de Ibiza In: «La gente tiene miedo porque no sabe cómo tratarles». Ribas asegura que, sin embargo, son capaces de todo: «Mi hija, que tiene parálisis cerebral, ha hecho vela ¡Vela!», exclama para demostrar de lo que pueden hacer. Se ha pervertido el término porque incluso en actividades tildadas de inclusivas «se segrega y excluye». Por ejemplo, en algunas carreras, donde se forman grupos segregados para los que tienen diversidad funcional: «Se siguen creando guetos», afirma. «Todos somos diferentes y tenemos nuestras cosas. Deberían valorarnos por lo que podemos hacer. Hay que cambiar de perspectiva», apunta Ribas.

Estética 'flower'

Actuaron El Langui, que, según una fuente del Consell, esta semana dio 11 charlas en diversos lugares el país, y el pinchadiscos invidente Yor.D. Además, Pachá preparó una Flower Power. Toda sus estética decoraba el pabellón, desde la entrada hasta el interior. En Ibiza In crearon un taller para pintar con estética flower a los participantes, así como para que escribieran sus nombres con letras lisérgicas.

El lugar que le tocó a la Asociación de Asperger (AIF) no era el más idóneo, según Mar Ferrer, su coordinadora. El problema era que, al estar muy cerca del escenario, el ruido era por momentos ensordecedor en esa zona, lo cual afecta a las personas con autismo. Para ello, la organización dispuso unos auriculares de cancelación de ruido. La actividad en su estand se centró en los juegos de mesa: «Son los que más gustan a nuestros usuarios». También participaron Cruz Roja, Aemif (escleosis múltiple), Ibiza Inclusiva y Addif (Asociación de Deporte Adaptado), con el paratriatleta Javier Vergara, premio Diario de Ibiza al Mérito Deportivo, al frente.