Temporal | Las incidencias en Ibiza y Formentera

Otra vez incomunicados por mar

El viento tumba una palmera en el paseo de Sant Antoni y un árbol en el acceso a Sant Carles que obliga a cortar el tráfico

Un barco de la línea pitiusa se aproxima al puerto de la Savina. | GERARDO FERRERO

Un barco de la línea pitiusa se aproxima al puerto de la Savina. | GERARDO FERRERO

El temporal de viento dejó ayer rachas de hasta 54 y 50 kilómetros por hora en Ibiza y Formentera, respectivamente. Esta intensidad no provocó demasiados incendentes pero trastocó la programación de barcos entre las dos islas. De hecho, la Autoridad Portuaria (APB) abrió al tráfico los puertos de Ibiza y Formentera a las 13.15 y las 13.30 horas respectivamente, después de cerrarlos apenas tres horas antes debido al temporal.

El camino que rodea s’Estany des Peix, anegado. | G.F.

El camino que rodea s’Estany des Peix, anegado. | G.F.

La APB notificaba a las 9.35 horas que todos los puertos baleares estaban operativos a excepción del de Ibiza. Apenas un cuarto de hora después, el organismo portuario informaba de que cerraba al tráfico marítimo también el de Formentera, la Savina.

Sal en una carretera de Formentera. | G.F.

Sal en una carretera de Formentera. | G.F.

La Agencia Española de Meteorología (Aemet) declaró la alerta amarilla en las dos islas desde las 11 horas por rachas de 50 a 60 kilómetros por hora con máximas de velocidad de 70 kilómetros (que no se llegaron a alcanzar según su página web), y olas de dos a tres metros de altura. Este nivel de alarma permanece activo hasta las 8 horas de hoy sábado.

Retirada de un árbol caído en la carretera de Sant Carles. | BOMBEROS

Retirada de un árbol caído en la carretera de Sant Carles. | BOMBEROS

Además del cierre de los puertos de las dos islas, las fuertes rachas de viento inundaron parcialmente el camino que bordea s’Estany de Peix en dirección hacia la finca de Can Marroig, en Formentera.

El pino caído en una calle de Cala Vedella. | BOMBEROS

El pino caído en una calle de Cala Vedella. | BOMBEROS

El viento dejó también parte de algunas carreteras de esta isla repletas de la sal procedente de s’estany Pudent.

Por otra parte, los bomberos de Ibiza tuvieron que salir en tres ocasiones del retén de la autovía de Ibiza a Sant Antoni a causa del viento. En la primera intervención, tuvieron que acudir a la carretera de acceso a Sant Carles, «en la rotonda de ses Mines en dirección a Sant Joan», para retirar un árbol de grandes dimensiones tumbado por el viento en la carretera. El tráfico de vehículos tuvo que ser interrumpido mientras duró el operativo montado por los bomberos.

Además, en esta ocasión en Sant Antoni, una dotación de un cabo y tres bomberos se desplazaron hasta el paseo marítimo, a la altura del Club Ocean, para retirar una palmera vencida por el viento. El aviso se recibió a las 18.30 horas.

Poco después, la misma dotación se desplazó hasta la calle Pollença de Cala Vedella para retirar un pino. Tuvieron que cortar al tráfico uno de los carriles.