Las serpientes crían en el belén de Dalt Vila

El famoso nacimiento de Isabel Delgado y Jesús García de la calle Mayor de Dalt Vila, a tamaño natural, ya se puede disfrutar

Navidad. Unas 83 figuras dan vida al belén de Traspas y Torijano en Dalt Vila. Este matrimonio cada año compra nuevos elementos e incluso hay vecinos que aportan algunos. Por estas fechas, los curiosos se acercan al patio de esta familia para observar una decoración muy trabajada y original. En una de las ventanitas hay un altar a Tanit con luces de colores. En el exterior hay iluminación navideña y desde hoy ya suenan los villancicos.

Hay mil formas de hacer llegar reivindicaciones a la sociedad y el famoso belén que montan todas las navidades Isabel Delgado y Jesús García, más conocidos como Traspas y Torijano, suele ser una buena herramienta en este sentido. Ya sea para representar la invasión de las serpientes o para incluir en dicha imagen la negritud, una Virgen María embarazada o una estrella multicolor que representa la diversidad.

Las serpientes crían en Belén |

Isabel Delgado y Jesús García, más conocidos como Traspas y Torijano, en el belén de su casa. / TONI ESCOBAR

Este matrimonio de la calle Mayor de Dalt Vila vuelve a ofrecer al público, desde las 10 a las 22 horas (hora a la que se apagan las luces de la calle y los villancicos), y hasta el 9 de enero, el peculiar belén de su patio (de tamaño natural) para que cualquier transeúnte pueda disfrutarlo. Ya es toda una atracción que cada año atrae a mucha gente hasta este punto del casco histórico. En total, son 83 las figuras, entre las que se pueden encontrar animales de todo tipo.

Las serpientes crían en Belén | TONI ESCOBAR

En este nacimiento abundan todo tipo de animales. / TONI ESCOBAR

Esta vez, como de costumbre, hay algunas novedades. Se trata de una ardilla, una nueva familia de búhos (ya es la segunda; y la primera incluye uno que chilla si oye una palmada); así como una serpiente de gran tamaño para denunciar su invasión en detrimento de las sargantanes. El año pasado ya se incorporaron al belén serpientes de madera y pequeñas junto con una gran sargantana. «Esta vez la estrella del portal de belén es multicolor. Como la bandera. Siempre intentamos hacer algo sobre lo que está pasando y reivindicar la mezcla. Aunque cada uno seamos de un gusto, de una manera diferente, todos estamos en el mismo sitio», explica Isabel.

Esta familia decora su patio para los vecinos desde 1999 (cuando Ibiza fue reconocida Patrimonio de la Humanidad).

José, la Virgen y el niño Jesús, que se colocará la noche del 24, son de piel negra en este caso. En el exterior de la casa hay iluminación navideña y hoy seguramente comenzarán a sonar los villancicos en esta calle de Dalt Vila.