El Govern da el primer paso para eliminar el requisito del catalán entre los funcionarios

El PP, con la ausencia de Prohens, vota a favor de la moción de Vox para que el desconocimiento del idioma «no penalice en el acceso a la función pública»

La presidenta del Govern balear, Marga Prohens.

La presidenta del Govern balear, Marga Prohens. / Isaac Buj - Europa Press

El Govern dio ayer el primer paso para eliminar el requisito del catalán en toda la función pública de Balears. Así, el Partido Popular votó a favor de una moción presentada por sus socios de Vox en la que se insta al Parlament «a llevar a cabo el desarrollo normativo correspondiente para garantizar que el desconocimiento del catalán no penalice en el acceso a la función pública». Una votación en la que no estuvo presente la presidenta del Govern, Marga Prohens, y donde el presidente del Consell Insular de Formentera y diputado, el independiente Llorenç Córdoba, se abstuvo, manteniendo el órdago sobre la posible retirada de su apoyo al Ejecutivo.

A pesar de la abstención de Córdoba y la no comparecencia de Prohens, la moción salió adelante al contar PP y Vox con mayoría absoluta en el Parlament. Para que los populares se vieran obligados a votar a favor, los ultraconservadores presentaron un texto idéntico al que recoge el acuerdo conjunto que permitió la investidura de Marga Prohens.

«Cumpliremos con los acuerdos firmados pero quién decide como se llevará a cabo será el Govern», defendió la portavoz adjunta del Partido Popular, Marga Durán. Asimismo, reafirmó que esta medida no busca «la confrontación lingüística, sino el bilingüismo cordial en todas las instituciones». En el caso de la portavoz de Vox en el Parlament, Idoia Ribas, lanzó un mensaje contundente al Ejecutivo, amenazando con retirar su apoyo si no cumplen con la supresión del requisito del catalán en la Administración.

«Si uno escucha al conseller de Cultura podría pensar que la política lingüística de Balears se dedica a potenciar el catalán como si fuera la lengua única de las islas, es lo que desearía hacer el gobierno del PP, pero esta vez resulta que necesita los votos de Vox. Vamos a exigir que se cumpla el acuerdo de gobernabilidad hasta las últimas consecuencias». Asimismo, en Vox no sentó nada bien la ausencia de Prohens en la votación, reflejando su enfado a través de sus redes. «A pesar de la ausencia de Prohens en la votación, el Parlament ha aprobado la moción de Vox sobre el catalán en la función pública», expresaron los ultraconservadores en un tuit.

Sin calendario

El Partido Popular y Vox siguen sin llegar a un acuerdo respecto a cuándo se eliminará el requisito del catalán entre los funcionarios. A pesar de que ambos hayan votado a favor de la moción, los populares mantienen su postura de no suprimirlo de forma inmediata. «A corto plazo no tenemos previsto abordar todavía este acuerdo de investidura», advirtió el portavoz del PP en el Parlament, Sebastià Sagreras.

Una posición que choca con las intenciones de sus socios, quienes redoblan la presión para que la medida contemplada en el pacto se lleve a cabo cuanto antes a través de un calendario concreto. Ambos partidos mantuvieron la semana pasada una reunión para revisar el cumplimiento de los acuerdos firmados. Un encuentro en el que no hubo grandes avances respecto a la eliminación del requisito del catalán, siguiendo sin una fecha concreta para aplicar la medida.