Pleno de Sant Josep

Vox y PP eliminan el nombre de la sindicalista Margalida ‘Llogat’ de su actual calle en Sant Jordi

Alegan que provoca problemas a sus residentes porque «no aparece en Google Maps», mientras la oposición cree que se debe a razones idelógicas: «Les pica que fuera una mujer de izquierdas y sindicalista»

El salón de plenos de Sant Josep, lleno el día en que se declaró a Margalida ‘Llogat’ Hija Ilustre del municipio, en 2011.

El salón de plenos de Sant Josep, lleno el día en que se declaró a Margalida ‘Llogat’ Hija Ilustre del municipio, en 2011. / M. C.

La actual calle de la sindicalista Margalida Roig Colomar, Llogat, tiene los días contados en Sant Josep tras aprobarse una moción de Vox en el pleno municipal para que recupere el nombre de Montblanc y Camèlies. Ambas formaciones aseguran que el cambio no se debe a una cuestión ideológica, sino a la necesidad de «atender a las molestias ocasionadas a los vecinos», en palabras del alcalde, Vicent Roig. PSOE, ARA y UP consideran, sin embargo, que sí obedece «a razones ideológicas». «Les pica que fuera una mujer de izquierdas y sindicalista», comentó el portavoz socialista, Vicent Ribas.

Letrero de la calle dedicada a la sindicalista. | D. I.

Letrero de la calle dedicada a la sindicalista. | D. I. / josé miguel l.romero. eivissa

Raquel Ripoll, portavoz de Vox, defendió que el cambio del nombre de la calle se convirtió «en una pesadilla burocrática» para los residentes, por ejemplo a la hora de cambiar la dirección en el DNI o en el carné de conducir. Y puso un ejemplo: un vecino compró una lavadora que acabó en ses Figueretes (Vila), donde hay una arteria del mismo nombre. La vía sigue apareciendo como Montblanc en Google Maps y otros buscadores, aseguró, si bien la edil de UP Mónica Fernández indicó que en Apple Maps sí está actualizado. Ripoll está convencida de que el Consistorio sustituyó los anteriores nombres, «que llevaban puestos desde hacía más de 40 años», «por razones ideológicas».

El PP, a través del teniente de alcalde Vicent Torres, sugirió una transaccional, finalmente aceptada: en vez de eliminar totalmente el nombre, propuso recuperar los que tenía anteriormente esa vía y bautizar con el de la sindicalista a alguno de los muchos viales del municipio aún sin nombrar. Tras el visto bueno del pleno, que tuvo el rechazo frontal de la oposición, comienza ahora la tramitación para revocar la actual denominación e iniciar un expediente para poner el nombre de Llogat a otra calle: «Lo que no queremos en este equipo de gobierno es que desaparezca el nombre de Margarita Llogat de este municipio, pues para eso es una hija ilustre», aseguró Torres.

La única calle con nombre de mujer

«No entendemos qué problema hay con que esa calle siga denominándose así», dijo el socialista Vicent Ribas. «Quizás sea porque lleva el nombre de una sindicalista que es hija ilustre del municipio», añadió, al tiempo que recordó que «no hay otra vía en el término municipal con nombre de mujer». A su juicio, es «absurdo» que «un ayuntamiento dependa de si Google Maps se actualiza o no a la hora de poner nombres a sus calles».

Josep Antoni Prats (ARA) comentó que «el debate real es que hay gente a la que aún le hace daño a los ojos que se homenajee a una sindicalista, a una mujer de izquierdas, a una mujer. El debate real es que los herederos políticos de quienes detuvieron y metieron en prisión a Llogat, ahora no pueden soportar que se le hagan homenajes y sea reconocida. Y por eso proponen que eliminemos su nombre (...) Lo que alegan es una excusa».

«Ya la edil de Vox dijo que estaba harta de homenajes a Margalida Roig. Y al siguiente pide que se retire el nombre de su calle. Tiene toda la lógica. Y pido a los demócratas que no entren en la lógica de Vox»

Prats recordó lo ocurrido en el pasado pleno: «Ya la edil de Vox dijo que estaba harta de homenajes a Margalida Roig. Y al siguiente pide que se retire el nombre de su calle. Tiene toda la lógica. Y pido a los demócratas que no entren en la lógica de Vox». Retóricamente, se preguntó: «¿Adónde enviamos a Llogat?, a una calle donde no viva nadie, la típica invisibilización de la mujer y de las ideas».

«Razones ideológicas»

«No decimos que se ponga en una calle donde no viva nadie. La pongan donde la pongan votaremos a favor», aseguró Raquel Ripoll, que insistió en que no había ido al pleno «a jugar a los colores, sino a apoyar una petición de los vecinos», y elogió a la sindicalista: «Era una señora muy digna de admirar, fue una heroína, me parece genial que se le dedique una calle». Aunque a renglón seguido cargó contra la decisión de bautizar así esa vía: «No me parece normal que cambiaran el nombre de una calle por razones ideológicas, en plena pandemia». En realidad fue un año antes, en febrero de 2019.

Al término de la sesión, Marina Bonet, una nieta de Margalida Llogat, en representación de la familia, pidió explicaciones al alcalde, que le aseguró que la medida venía «avalada por la firma de residentes que lo han pedido», y que el cambio no era «por el nombre», sino para «atender las molestias creadas a vecinos».

La nieta de Margalida Roig reclamó que, «tras años luchando», no se les obvie en el procedimiento iniciado: «Tenemos algo que decir, queremos que se nos tenga en cuenta». Recordó que hace cuatro meses murió su padrino, «el impulsor» de que una de las arterias principales de Sant Jordi se llame así. Y pidió «un poco de respeto», a la vez que avisó de que darán «la guerra que haga falta para que se mantenga» el nombre de Margalida Llogat.